"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

jueves, 11 de diciembre de 2008

Mis películas favoritas: BROKEBACK MOUNTAIN


Me entero por la radio de que una noche de estas se ha emitido por TV Brokeback Mountain en Italia, pero una versión censurada: en concreto, se han eliminado las volcánicas escenas de sexo explícito de ambos protagonistas en la tienda de campaña. No debería sorprender, en un país como Italia; no olvidemos que el Vaticano está allí, generando oleadas de mal rollito las 24 horas al día, por no hablar de ese presidente progresista, demócrata y encantador que es "Berlusco", el rey del crecepelo (y desgraciadamente, amo y señor de las televisiones y del negocio del cine en su país). No sorprende, no, pero, ¿ a que da un poco de asco?
Dado que Brokeback Mountain se cuenta entre mis películas favoritas, y aún no la había reseñado aquí, ¿qué mejor momento?

Como todo el mundo sabe a estas alturas, Brokeback Mountain, dirigida por el inclasificable cineasta taiwanés Ang Lee, cuenta la historia de amor entre dos hombres: el taciturno Ennis del Mar (el recientemente fallecido Heath Ledger, inmenso) y el bonachón Jack Twist (Jake Gyllenhaal, igualmente inmenso), que coinciden durante un verano en Brokeback Mountain, cuidando un rebaño de ovejas para Joe Aguirre (Randy Quaid). Ese verano cambiará sus vidas para siempre, y Brokeback siempre será ese lugar al que volverán, en persona o en sus pensamientos, a lo largo de los años venideros. Los dos vivirán vidas muy diferentes: Ennis no dejará de ser un pobre pastor temporero, más pobre que las ratas, solitario y desdichado, cuyo matrimonio se desmoronará al averiguar Alma (Michelle Williams), su esposa, que el verdadero amor de la vida de su marido no es ella... Por su parte, Jack se casa con Lureen (Anne Hathaway), una chica americana 100%, heredera de un negocio de tractores, quien no sospechará la verdadera naturaleza de la amistad entre ambos hombres hasta recibir una estremecedora llamada de teléfono de Ennis tras la trágica muerte de Jack...

Deliciosamente realizada, como suele ser habitual en las obras de Ang Lee, Brokeback Mountain es una película de enorme belleza plástica, de paisajes abiertos, de montañas y praderas, y también un drama íntimo e intimista, con un excelente guión de Larry McMurtry, adaptado a partir del relato breve de E. Anne Proulx, y distinguido con el Oscar al Mejor Guión Adaptado. Asimismo, Ang Lee y el compositor Gustavo Santaolalla ganaron sendos premios de la Academia de Hollywood por la dirección y la excepcional banda sonora. Sólo son tres de los más de 70 premios que atesora el film.

Todos los intérpretes ponen lo mejor de sí mismos, pero destacan, obviamente, los dos protagonistas, Heath Ledger y Jake Gyllenhaal, en las escenas que comparten, donde ambos brillan por igual, componiendo a la perfección dos personajes diferentes, originales y conmovedores, cada uno en su estilo: véase la escena en la que un maduro y apresadumbrado Jack le reprocha al siempre hosco Ennis que no renuncie a todo por él, cosa que él siempre ha estado dispuesto a hacer; o la desgarradora escena en la que Ennis descubre la camisa que Jack guardó durante tantos años. Los dos actores son el alma del film. Una pena que Ledger, visto su siguiente papel (el espeluznante Joker que compone en El Caballero Oscuro), no pueda volver a deleitarnos con su talento... Su Ennis del Mar es tan taciturno, reconcentrado, cabizbajo, silencioso, que en muchos casos solamente su mirada deja entrever lo que pasa en su interior. Igualmente, Jake Gyllenhaal borda su encantador, vulnerable y delicioso Jack Twist. Anne Hathaway y, sobre todo, Michelle Williams (véase su trabajo en la escena del reencuentro entre Ennis y Jack, sin sobreactuar en ningún momento) también hacen un gran trabajo.

Una película de esas que se recuerdan, que se ven una y otra vez hallando siempre nuevas virtudes y detalles; un drama soberbio; una historia de amor diferente a todas; una película con una carga de profundidad considerable (esas escenas de Ennis y Jack cabalgando juntos, acampando en plena naturaleza... como tantos y tantos personajes de western a lo lago de tantas y tantas películas... que Brokeback Mountain permite mirar y considerar de una manera inesperada); un tratamiento sensible, delicado, pero sin ocultar nada, del tema de la homosexualidad en un ambiente abiertamente hostil (véase el destino final de Jack, o la terrible historia de juventud que Ennis le relata a Jack...)... podría seguir y no parar. Qué gran película.

3 comentarios:

Amaia Ballesteros dijo...

Muy buena película. Estupenda.

lokodatar dijo...

Te he puesto otro Thor sarason¡¡

Mikel dijo...

Gracias loko!