"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

jueves, 4 de febrero de 2016

Recién leído: TWO BROTHERS, de Moon y Bá


Los dos artistas brasileños Fabio Moon y Gabriel Bá no son ya desconocidos para cualquier degustador de buenas viñetas, gracias a Casanova, Daytripper, AIDP o The Umbrella Academy, entre otros… Espero que no se demore mucho la edición en castellano de este excelente Two Brothers, adaptación que ambos realizan en estilizadísimo blanco y negro de una novela del escritor brasileño Milton Hatoum.

Como los autores, protagonizan la historia dos hermanos gemelos, separados por los azares de la vida. La historia transcurre en Brasil durante varias décadas de mediados del siglo pasado. De origen libanés, la familia de los gemelos Yaqub y Omar disfruta de una vida tranquila en una gran mansión en Manaos. Pero la enemistad crecerá entre ambos hermanos… y eso destruirá, poco a poco, la felicidad de la familia.

Un drama en toda regla, sin concesiones, sin paños calientes, es lo que nos narra la historia. La enemistad de ambos hermanos no tendrá remedio, ni final feliz. Si el ritmo está perfectamente medido y la historia engancha de principio a fin, porque suena a auténtica y no a impostura, ¿qué decir del dibujo? En este caso, ambos escriben juntos el guión, y es Bá el encargado de ilustrarlo en un sobrecogedor blanco y negro, expresionista, soberbio en todo momento.

En resumen: simplemente espectacular.

lunes, 1 de febrero de 2016

Películas recién vistas: LA JUVENTUD



Es cierto que la nueva película de Paolo Sorrentino guarda muchas similitudes con su anterior obra, la colosal La gran belleza: por ejemplo, la decadencia como centro de todo el argumento, el ambiente lujoso en extremo que apenas enmascara el vacío espiritual de quienes lo recorren, la factura técnica que convierte el film en toda una experiencia sensorial… Es cierto. Como si fuera el único director que hace eso...

Esta vez Sorrentino se centra en un compositor, encarnado por el inigualable Michael Caine, quien, durante unas vacaciones en un casi irreal retiro suizo, reflexiona sobre su vida, acompañado por su hija (la maravillosa Rachel Weisz) y su amigo de toda la vida, un caduco director de cine (Harvey Keitel) empeñado en sacar adelante su nuevo guión. Alrededor de los tres se apiñan una serie de personajes recurrentes, algunos fácilmente reconocibles, como el colosalmente gordo ídolo del balompié encarnado por Roly Serrano o el ídolo de Hollywood al que da vida con simpático desapego un estupendo Paul Dano.

¿Los ricos también sufren? ¿Sienten que algo les falta, pese a tenerlo todo, pese a tener acceso a lugares vedados al resto de los mortales como ese enloquecedoramente bello hotel perdido en las montañas de Suiza? Como Woody Allen, Sorrentino ambienta sus dos más recientes filmes en esos ambientes lujosos, casi irreales, donde el dinero casi deja de tener sentido. Pero, lejos de simplemente quedarse en la simple ilustración o, peor, en la apología de esa vacía opulencia, Sorrentino, como Woody Allen, se centra en esos personajes para hablar de cosas universales como las relaciones, la familia, la pérdida, el remordimiento y, en este caso, sobre todo, el envejecer. Lo que echan en falta sus personajes, obviamente, es lo que dejaron atrás, lo que nunca podrán recuperar por más dinero que tengan. Como cualquier otro ser humano. Pese a que a veces lo disimulan muy bien, quizá los ricachones sean también seres humanos, al fin y al cabo...

Aunque tenga momentos algo más tópicos y resulte algo más redundante e irregular que La gran belleza, La juventud atrapa irremediablemente con sus estupendos intérpretes, su humor juguetón y su belleza estética.

En suma: para disfrutar muchas veces y descubrir nuevos detalles en cada visionado.

miércoles, 6 de enero de 2016

RECIÉN LEÍDO: SPIDER-GWEN 00. MOST WANTED?


El primer tomo recopilatorio americano de las andanzas de Gwen Stacy "en modo arácnido" resulta una lectura de lo más entretenida. Tanto Robbie Rodriguez en los dibujos como Jason Latour en los guiones dan forma a un tebeo de lo más fresco y entretenido, uno más de la creciente onda "para chicas" (para lectores inteligentes, más bien) que están adoptando Marvel y DC en los últimos tiempos. Bienvenida sea la onda "para chicas" si nos permite disfrutar de tebeos como este o tan chulos como Hulka, Capitán Marvel, Batgirl, Ms Marvel y demás que están por llegar…

Cierto es que la serie juega mejor sus cartas que la otra serie con chica trepamuros, Seda, menos convincente; pero esta Gwen arácnida tiene una ventaja evidente de partida: al estar ambientada en un universo paralelo, el guionista (que también ejerce de dibujante, por ejemplo, en Southern Bastards) tiene mayor libertad para jugar con personajes harto conocidos, como Kingpin, Matt Murdock, tío Ben y tía May… en este caso, el muerto no es tío Ben, sino el propio Peter, y la atormentada por ello es Gwen, en su mundo Spider-Woman, y ese es el punto de partida de la historia.


En España, Panini ha tenido la escasamente inspirada ocurrencia de engatillar estas historias, los cinco primeros episidios de la serie, en los números 106, 107 y 108 del tomo mensual de Spiderman (al igual que la primera parte de la serie de Seda) con lo cual habrán pasado seguramente desapercibidas, porque a) al habitual lector arácnido le habrán parecido un "pegote" (hasta que las haya leído, claro), y b) a las lectoras que se interesasen por el personaje, el no tener un tomo separado con sus historias no les habrá resultado demasiado atractivo… Ya se anuncia que las siguientes historias de Spider-Gwen se publicarán por separado.

En resumen: un tebeo chulo.



martes, 29 de diciembre de 2015

Películas recién vistas: LA GUERRA DE LAS GALAXIAS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA (reseña sin spoilers)


La nueva película de la saga galáctica aúna, en mi opinión, aciertos y errores. Es cierto que es entretenida, y que por fortuna evita caer en los abismos de tontería en los que se zambullía La amenaza fantasma (aunque algunas bobadas hay…). Escenas grandiosas se alternan con otras muy anodinas. Y hay numerosas ideas interesantes que el film apunta, pero que no desarrolla, y la sensación que deja es un tanto agridulce, porque va de más a menos.

Por ejemplo, el personaje de Kylo Ren está enormemente desaprovechado. El guión le hace parecer, simplemente, un villanuelo torpe y sin carisma, cuando simplemente jugando con su verdadera identidad un poco más y revelándola en el momento adecuado, la sorpresa y la emoción serían mayores, y Adam Driver tendría más oportunidades de lucirse. Mejor resuelto está todo lo que rodea a la joven chatarrera Rey (Daisy Ridley), verdadero motor de la trama, cuyo origen se entrevé en un estupendo flashback resuelto de manera más que sorprendente. La escena final apunta en la buena dirección. Una dirección algo más mística y menos trillada, que podría haber sido el motor de este film.

A diferencia de su versión de Star Trek, donde solo un anciano Leonard Nimoy representaba el lastre de la concesión a la nostalgia dentro de un conjunto dinámico y vivo, J. J. Abrams apuesta esta vez descaradamente por la cita y por el guiño a los fans, y convierte toda la segunda parte del film en un descarado remake de la película original, citando además innumerables momentos de las anteriores entregas, de forma harto anodina. Todo lo contrario sucede con la sorprendente presentación del Halcón Milenario, en una vigorosa primera parte que es lo mejor del film.

Pero el film se aparta enseguida del estupendo camino que marca su arranque, protagonizado por las peripecias de los personajes jóvenes. Tanto Daisy Ridley como John Boyega y el siempre bienvenido Oscar Isaac son tan simpáticos como efectivos en sus papeles. La aparición de unos vetustos Chewbacca, Han Solo y Leia Organa (en particular, Harrison Ford resulta bastante soso) no provoca demasiada emoción, por no decir ninguna, al igual que la de Maz Kanata, la especie de "maestra" que guarda cierta reliquia "bajo llave" (ejem). Los tres nuevos héroes galácticos están llenos de vida y tienen fuerza y encanto, a diferencia de los anquilosados abuelitos, que son entrañables, pero parecen apolillados al lado de la nueva generación. Quizá si se les hubiera tratado como leyendas... como sucede con el tercer abuelito en discordia... Pero no nos engañemos, cumple su objetivo. Star Wars ha vuelto. Vaya si ha vuelto.

En resumen: no es mala... pero podría ser mucho mejor.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Recién leído: RAF, EL 'GENTLEMAN' DE BRUGUERA


Este libro nos señala a uno de los más recordados autores de la mítica factoría de Bruguera, pero cuya carrera abarca mucho más que su creación más célebre, Sir Tim O'Theo.

Raf dibujó incansablemente durante su vida, para otras editoriales españolas y extranjeras, creando multitud de personajes y series que demostraban su indiscutible talento. Dueño de una mano de prodigiosa rapidez, admirado por coetáneos como Ibáñez, que entró en Bruguera a la vez que Raf y otros cuando se produjo la célebre diáspora de autores hacia lo que sería Tío Vivo (glosada por Paco Roca en El invierno del dibujante), Raf vivió dibujando, y de esa vida, sus avatares, sus cuestas arriba y sus cuestas abajo da cuenta el magnífico estudio de Jordi Canyissà, publicado por Amaniaco. Un libro que se devora y que, además, rebosa de material gráfico de todas las etapas de la carrera de Raf, mostrando la versatilidad inaudita de su arte.

Un homenaje, lleno de cariño y profusamente documentado, en el cual Canyissà nos muestra a través de Raf la talla de los artistas de la época, verdaderos titanes del lápiz, incansables alquimistas de la tinta y el papel, creadores que nunca vieron reconocida como es debido su labor, hasta ahora, en pleno siglo XXI, cuando los tebeos han alcanzado por fin el estatus de cultura que siempre merecieron.

En resumen: imprescindible.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Recién leído: RITUALES, de Álvaro Ortiz



Como Cenizas y Murderabilia ya lo habían hecho, Rituales certifica la asombrosa capacidad narrativa de su autor. Álvaro Ortiz, con su personalísima manera de dibujar y colorear, es capaz de contarte una historia con una enorme riqueza de detalles sin que nada resulte fuera de lugar, atropellado o forzado.

Si Cenizas era una road movie original a rabiar, y Murderabilia un asombroso relato con tintes noir y con un discurso de lo más refrescante sobre la creación artística, Rituales es un mosaico de historias, personajes y situaciones tan variado, tan improbable y rocambolesco, y sobre todo tan divertido, que no me voy a parar ni un momento en describirlo. Su sorprendente, incluso desconcertante, parte final se revela sin embargo como la solución perfecta al devenir de la historia de las famosas figuritas de descomunal pene. Queda a gusto del lector encontrar una explicación al relato. Hay muchas posibles…

Solo puedo invitar a quien aún no se haya zambullido en el personal mundo de Álvaro Ortiz que se autorregale o añada a su lista de regalos alguna de sus obras. No sabe lo bien que se lo va a pasar.

En resumen: ¡asdl kjaskl ñasjd kñkas!

jueves, 17 de diciembre de 2015

Recién leído: NECRÓPOLIS, de Marcos Prior


A primera vista, la nueva obra de Marcos Prior desconcierta un poco. Va de aquí a allá, ese curioso tratamiento del dibujo y el color… hasta que empiezas a leerla. Ay, entonces estás atrapado. La impresión demoledora de realidad que transmite la obra te atrapa y ya no puedes dejarla hasta el final. Un final, el capítulo sin texto titulado Tierra quemada, que sorprende en todos los sentidos por su demoledora certeza.

No hay además momento más adecuado que el presente para esta obra. Aunque, como David Rubín, me parece que no dejará de estar de actualidad nunca. En plena campaña electoral, una campaña más abierta que nunca, la ciudad de New Poole está a punto de decidir sus futuro inmediato en las urnas. Una elección más abierta que nunca. ¿Te suena? Más cosas te sonarán. Como sucedía en el estupendo ¡García!, otro de los tebeos imprescindibles de este año, reconocerás al momento muchas cosas… Si hacía falta otra prueba de la capacidad del cómic para contar toda clase de historias, aquí la tienes. Prior despliega en Necrópolis un catálogo de recursos narrativos tan variado como efectivo.

En resumen: cuánta razón.