"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

martes, 18 de julio de 2017

MARTIN LANDAU, 1928-2017

Ah, aquellos viejos episodios de Space 1999... por no hablar de
Ed Wood, Delitos y faltas,
y claro, Con la muerte en los talones...

domingo, 16 de julio de 2017

Recién leído: MOTOR CRUSH, 1, de Fletcher, Stewart y Tarr


La extraña costumbre que tienen Marvel y DC de alejar de sus cómics a los creadores interesantes, a base de injerencias y otras tonterías, hace que disfrutemos de series como esta. Motor Crush es la historia creada por Brenden Fletcher, Cameron Stewart y Babs Tarr, artífices de la colosal Batgirl de los Nuevos 52 (una de las pocas series que merecían realmente la pena de esos años): un vibrante tebeo de motoristas, protagonizado por una intrépida joven piloto, Domino Swift, que en un futuro cercano divide su tiempo entre las competiciones legales e ilegales, y es un verdadero as en ambas. Un producto químico, el Crush, es el motor (nunca mejor dicho) de la acción. Porque el Crush hace que los motores se disparen… pero, ¿qué le hará a una persona?

El arranque de la colección, que tampoco inventa demasiado y no lo necesita, engancha de inmediato. Acción a toda pastilla, persecuciones, sorpresas y diversión garantizada en un tebeo que podría tranquliamente ser el argumento, convenientemente remozado, que los tres autores tenían planeado para nuevas entregas de Batgirl. En cualquier caso, Motor Crush enlaza perfectamente con la características que tantos cómics americanos actuales usan para atraer al público: tema accesible, protagonismo femenino, diversión, dibujo excelente, narrativamente brillante y atractivo visualmente.

En resumen: otra serie Image a seguir, y van…

Películas recién vistas: LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS


De nuevo, César y sus simios vuelven a las pantallas. Esta vez, años después de los sucesos de la anterior película, donde ya se desataba el enfrentamiento abierto contra los humanos, el primer simio inteligente y demás amigos y familia se enfrentan contra un enloquecido líder militar, para ellos simplemente "el Coronel", encarnado con aplomo por Woody Harrelson. César no quiere enfrentarse a los humanos, pero la decisión le será impuesta por la vía de los hechos…

Así, un envejecido César, de nuevo encarnado por Andy Serkis, ayudado por su maquillaje digital, se aparta del credo del simio tras el enésimo ataque de los humanos a su reducto en el bosque, y aprende (más bien recuerda, porque lo ha olvidado), y por las malas, que el camino del hombre solo lleva al desastre. Los momentos oscuros de la trama son eso, oscuros, desazonadores, crueles, intensos, y no es difícil encontrar paralelismos con ciertos detalles del mundo real. Escenas de acción vibrantes, banda sonora impresionante de Michael Giacchino, efectos especiales que rozan lo pasmoso (de nuevo, la expresividad y la impresión de realidad que se alcanza en los personajes digitales asombra) y adecuado desarrollo de personajes conocidos y nuevos, para un film que remata la historia y que huye de los tópicos de los blockbusters. 

Épica en su planteamiento, desarrollo y desenlace, que no por previsible resulta menos acertado, La guerra del planeta de los simios seguramente decepcionará a quienes solo busquen un espectáculo bélico, o las típicas estructuras de las películas palomiteras, porque no va de eso. La verdadera guerra se desarrolla en el interior de César. Y la espectacular batalla final ejemplifica a las claras de qué va la pelicula. Centrándose más en la emoción que en un simple espectáculo circense de tiros y peleas, la película triunfa en todos los sentidos.

En resumen: colosal.


martes, 11 de julio de 2017

Recién leído: SEX CRIMINALS 1, de Fraction y Zdarsky


Es curioso que algunos tebeos de la renovada Image, verdadero imán de creadores ahora mismo, han tardado mucho más que otros en llegar hasta nosotros. Ha sido el caso de la excelente The Wicked + The Divine, y también el de la serie que nos ocupa. Por suerte, ya podemos leer Sex Criminals en castellano, de la mano de Astiberri, que con esta y otras novedades en cartera sigue ampliando su catálogo de cómic procedente de Estados Unidos.

La premisa de partida es salvajemente divertida, y realmente se lo pasa uno muy bien leyendo la primera entrega de las aventuras de esta curiosa pareja de delincuentes. La incógnita es cuánto partido se le puede sacar a la idea. Por ahora, la apuesta de Matt Fraction es inteligente, mezclando flashbacks y acción presente e imprimiendo un ritmo rápido y lleno de chispa al asunto, bien secundado por el dibujo de Chip Zdasrky. A punto de cumplir su segundo año de vida en EE.UU., parece que ambos autores han conseguido asentar su historia, que gira en torno a un tema, el sexo, al que se le saca mucho partido en la historia, en todos los sentidos. Habrá que seguir leyendo, a ver… Por ahora, desde luego, el asunto va bien.

En resumen: muy divertida.

lunes, 3 de julio de 2017

Recién leído: MELVIN, de Artur Laperla


Conocíamos a Artur Laperla principalmente gracias a Superpatata, esa maravilla para todas las edades que ya ha alcanzado su sexta entrega, y también por otras obras como Dream Team, junto a Mario Torrecillas. Pero ahora, el autor nos sorprende con un nuevo personaje, no apto para todas las edades, pero sí para todos los lectores sin complejos que quieran pasar un rato divertido de veras. Melvin ha llegado. Y, esperemos, para quedarse.

Melvin es un fornido patinador, siempre con una mirada cómplice y una sonrisilla picarona dirigida hacia nosotros, y que no dice ni una sola palabra en toda la historia. Melvin habita en un escenario que remite a tantas y tantas películas playeras de los setenta (no a otros iconos relacionados con la arena y el protector solar, tipo Los vigilantes de la playa). Y además de patinar estupendamente, Melvin es irresistible para las mujeres de toda clase y condición. Como la chica de las gafas de sol de la portada, es que no pueden quitarle los ojos de encima. Aparecer y “pillar cacho” al instante, todo es uno para él. Y vaya si pilla cacho. Ni siquiera la ley se le resiste… 

Laperla narra esta primera entrega (de muchas, esperamos) de las andanzas de Melvin con desprejuiciado humor e irresistible desparpajo, sin evitar los momentos de sexo explícito ni los chistecitos típicos del género (estupendamente bien aprovechados), pero sin caer en lo chabacano, lo casposo o lo abiertamente pornográfico. Además, Laperla hace divertidos guiños a la rebelión contra el orden establecido, tan de los setenta, en los mencionados altercados que protagonizan los patinadores cuando Melvin es arrestado injustamente por los dos repelentes polizontes McCerdo y McPuerco (los nombres lo dicen todo). Con Melvin, Artur Laperla demuestra su versatilidad con un tebeo ligero, divertidísimo y brillante en todos los sentidos. 

Ojalá el éxito de ventas acompañe a Melvin y podamos ver nuevas historias del sonriente patinador. Desde luego, Melvinsatisface… y además, deja con ganas de más. Más información, en este enlace.

En resumen: queremos más. 


lunes, 26 de junio de 2017

Películas recién vistas: WONDER WOMAN

Marchando algunas reflexiones acerca de la nueva película de Warner Bros., con la heroína más clásica de DC como estrella:

- La película navega, bastante bien guiada, por el territorio de la aventura más clásica, mezclando fantasía mitológica, género bélico y pizcas (pocas) de humor acá y allá, al mejor estilo Tarzán en Nueva York. Pese a su duración algo excesiva, no se hace larga en ningún momento. Sin embargo, lamentablemente no puede sustraerse del todo a ese tono "serio" tan habitual en las producciones superheroicas de Warner, en particular en su desenlace. Por una vez, la estética tan cara a Warner, presente en todas sus cintas, está a tono con la historia.

- El film de Patty Jenkins, competentemente escrito por Allan Heinberg, entrega estupendas escenas de acción (las batallas en la playa y en las trincheras) pero patina estrepitosamente en un alargadísimo desenlace final que no tiene ni de lejos la fuerza de las mencionadas trifulcas anteriores. Además, simplifica de manera innecesaria, algo muy norteamericano, todo el asunto mitológico (y el flashback inicial de la batalla divina es bastante ñoño) y en conjunto, deja la sensación de que el elemento fantástico podría haber dado mucho más juego. Imaginemos, sin ir más lejos, una invasión de Isla Paraíso de un ejército del Kaiser apoyado por los perros de la guerra de Ares, con Diana viendo la maldad del mundo de los hombres (y la bondad de algunos) y decidiendo finalmente ir allá a ser una fuerza del bien.


- ¿Feminista? Va a ser que no. De hecho, como bien apuntan algunas críticas mucho más autorizadas que esta, el verdadero protagonista de la cinta acaba siendo el personaje de Steve Trevor, que dirige la acción, impulsa el desarrollo de la trama e instruye a la amazona en los tejemanejes del mundo "real". Era bastante improbable, diga lo que diga la mercadotecnia, que un producto comercial se apartase demasiado de la ortodoxia... De todos modos, estamos lejos de otras películas con "mujeres fuertes" (ejem), y esperemos que esta película abra camino a más heroínas en el cine más comercial (más cercanas a Ellen Ripley que a Barb Wire, esperemos...), y también que sean mujeres las productoras y las guionistas, porque eso servirá para presentar puntos de vista diferentes.

- Las grandes bazas de la película, desde luego son la Doctora Veneno encarnada por Elena Anaya al mejor "estilo científico chalado", la Antíope a la que da vida la inigualable Robin Wright, y naturalmente la espléndida Wonder Woman que encarna Gal Gadot. Como el inolvidable Christopher Reeve en su momento (hay varias citas expresas al Superman de Richard Donner), Gadot es una ilustre desconocida cuando es escogida, y se revela ideal para el papel. Y desde luego, igual que Reeve, Gadot está sobrada eso que no se entrena, ni se estudia: presencia, magnetismo, estilazo, belleza clásica. No desmerecen un estupendo Chris Pine como Steve Trevor, ni los veteranos David Thewlis y Danny Huston.

-Y por último, recomiendo a quien tenga la oportunidad que opte por la versión original, porque algunas fases del doblaje harán que cualquier defensor de ese maravilloso invento tan español suplique de rodillas por unos subtítulos. En serio.

En resumen: una de cal, otra de arena. Entretenida, pero no inolvidable.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Recién leído: THE SPECTACULAR SISTERHOOD OF SUPERWOMEN




Es este un libro de lo más ameno, un estudio sobre los personajes femeninos en el mundo del cómic, obra de una mujer, Hope Nicholson, que es editora además, lo cual aporta una mirada diferente, inteligente y necesaria al asunto.

Nicholson repasa casi un siglo de cómics, desde los años treinta del siglo XX hasta anteayer, en busca de personajes destacados dentro de un universo, el del tebeo americano más comercial, habitualmente dominado por lo masculino. Nicholson habla de personajes pero también de autoras, de tendencias y de la evolución de los roles femeninos en el cómic. Aguerridas aventureras pre-Comics Code, Wonder Woman, enamoradas enfermeras de los cincuenta y sesenta, nuevas heroínas, el mundo underground, las chicas realistas de la novela gráfica, las chicas malas de los noventa y la actual y bienvenida diversidad, son examinadas por Nicholson con detalle y erudición, pero con una prosa regada de humor y mala leche.

Personajes que, como dice su autora, son mucho más interesantes en la mayoría de los casos que sus coprotagonistas masculinos, aparecen identificados con sus autores y sus orígenes (primera aparición en viñetas) y con textos que contextualizan su vida y milagros,  a veces breves series o incluso números únicos, a veces largas epopeyas. La pequeña Lulú, Wonder Woman, Supergirl, Batgirl, Ms. Marvel (Carol), Espectro de Seda (Nicholson achaca a Alan Moore el escaso desarrollo de la única mujer del equipo, en comparación con los demás protagonistas de Watchmen), Witchblade, Ramona Flowers y Ms. Marvel (Kamala) reciben tratamiento especial como iconos representativos de sus respectivas décadas, en un libro que se beneficia de un colorido y cuidado diseño.

En resumen: una lectura de lo más interesante. Esperemos que alguien se anime a editarlo en España, porque merece la pena.