"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

domingo, 7 de marzo de 2010

PELÍCULAS RECIÉN VISTAS: CAPITALISMO, UNA HISTORIA DE AMOR


El célebre Michael Moore vuelve a la carga con un nuevo documental. Este Capitalismo: Una historia de amor es una historia a vuelapluma del auge del sistema capitalista en los EE.UU. durante el siglo XX y principios del XXI, y de la crisis que lo sacudió (y aún lo sacude) en los meses finales de la era Bush Jr.: las causas, las consecuencias, las mentiras, las víctimas, y también la esperanza de cambio.

Moore, con su conocido estilo ágil, abiertamente demagógico, tendente a la payasada en ocasiones (en este caso, las menos), simplificador pero certero como un bisturí, pone numerosos ejemplos de lo perverso que puede llegar a ser el sistema que ha regido los destinos de una de las naciones más poderosas de la historia durante las últimas décadas, sobre todo cuando las grandes corporaciones y Wall Street consiguen poner en la Casa Blanca a un perfecto títere a quien manipular a su antojo para que les haga el caldo gordo (verbigracia, Ronald Reagan). Repasemos: deshaucios masivos que convierten barrios enteros en ruinas fantasmagóricas; empresas que suscriben seguros de vida para sus empleados que hacen que éstos sean más valiosos muertos que vivos para sus empleadores; despidos de la noche a la mañana de plantillas enteras en empresas que declaran beneficios; intercambio de personas que rebotan de altos cargos de la administración federal a los consejos de administración de grandes empresas, y viceversa...

Moore sigue siendo capaz de transmitir su mensaje con gran habilidad, gracias a una amplísima documentación y a un impresionante trabajo de montaje. Una vez más, nos encontramos numerosos (y estremecedores) testimonios de personas, de gente de la calle que ven esfumarse sus empleos, sus casas, sus vidas, sin entender muy bien por qué (tampoco los expertos lo entienden, como demuestra el documental). Como en otros trabajos suyos, esa autenticidad, esas palabras, esas miradas son el verdadero valor del trabajo de Moore y su equipo, mucho más que las habituales astracanadas de Moore (esta vez bastante controladas, al contrario de lo que sucedía por ejemplo en Fahrenheit 9-11). Quizá este nuevo esfuerzo suyo abarca demasiados aspectos, y a ratos da algunos bandazos (en algunos momentos parece incluso un resumen de temas ya tratados en otras obras suyas), pero no decae su interés en ningún momento.

Tan certero y desasosegante a ratos como el excelente Sicko, el anterior documental de Moore, Capitalismo: Una historia de amor es también una apuesta decidida de Moore en favor de la esperanza de cambio que representa la nueva administración de Barack Obama. Aunque está lejos de su inolvidable, demoledora, soberbia Bowling for Columbine, esta nueva película demuestra una vez más que el gigantón de la sempiterna gorra, el orgullo de Flint (Michigan), el agitador profesional que responde al nombre de Michael Moore sigue dando guerra... y sigue teniendo razón. Aunque por supuesto, habrá quien opine lo contrario... pero bueno, cada uno es libre de opinar lo que quiera, ¿no?

4 comentarios:

Cazalinks dijo...

¿Sabes si esta doblada al español?

Mikel dijo...

Así la he visto yo, al menos!

4t2a dijo...

pues a mi me dejó un poco igual. La vi en el cine, eramos 5 personas en total llenando la sala.

Es como un documental de los movimientos sociales pero que encima parece que como lo dice Moore, tiene más importancia. Las okupaciones de casas, las conversiones de fábricas en cooperativas no son nada nuevo, ni el fruto de una crisis.

Sigue mucho la línea idealista de los Hammond o de los Webb (historiadores del movimiento obrero inglés) una línea en la que sólo los patronos son malos y son los culpables de lo que nos pasa, ufff!! demasiado superficial.

Salí con la impresión de haber visto un video promocional de la campaña de Obama pero de más de 1 hora. Parece que se olvidó de lo que le dijo Marylin Manson en otra de sus películas.

Personalmente creo que Roger y yo, tenía gracia, el resto, ... buf, suerte que tengo mucha paciencia.

Por que la izquierda sólo sabe hacer documentales? Suerte que hace poco Gondri nos dejó una excelente obra de ficción con la que empatizar en la que se hablaba de copyright, de derehos de autor, de propiedad privada, de barrio, de comunidad, de deshacios, de intereses capitalistas, ... y sin llegar a ser tan superficial.

Rebobine por favor

Mikel dijo...

Pues no he visto Rebobine por favor, pero no eres la primera persona que me la recomienda.
Hombre, idealista, lo es, y dfesde luego mucha fe en Obama tiene... no sé si la realidad respaldará esa fe, ya veremos. Yo coincido bastante con lo que dice, en muchos casos: si, q uizá es simplificar, lo que pasa no es sólo responsabilidad de los patronos, pero es que algunos patronos...
A mí también me gustó mucho ROGER & ME.
Gracias por el comentario!