"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 5 de abril de 2010

Mis películas favoritas: ESPARTACO


Comentarios de las buenas gentes que visitan asiduamente Rodeado de Papel me recuerdan que tenía una deuda pendiente con una de esas películas que nunca me canso de ver...

Bien conocida es la historia que narra este popular film, dirigido por un joven Stanley Kubrick, que sustituyó a Anthony Mann tras las desavenencias surgidas entre éste y la verdadera alma del proyecto: el indómito Kirk Douglas, que encarna al esclavo tracio Espartaco, quien, tras una vida en la que únicamente ha conocido la servidumbre, convertido en gladiador en el circo romano, alcanza la libertad por la vía de la rebelión. Junto a un grupo de expertos gladiadores, Espartaco se rebela contra la esclavitud, contra la tiranía, contra la misma Roma. Pero Roma no dejará tal ofensa sin castigo...

El reparto de Espartaco es uno de esos que hacen época. A Douglas, protagonista absoluto como el esclavo rebelde (un papel a su medida, en el que el actor se luce, volcánico y magnético como siempre) se le unen Tony Curtis como Antonino y Jean Simmons como Varinia, y toda una pléyade de estrellas británicas en los papeles de patricios romanos: la tétrica presencia de Laurence Olivier como el dictatorial Craso está bien compensada con la socarrona y oronda figura de Charles Laughton como Graco, y la igualmente redondeada estampa de Peter Ustinov como Lentulo Batiato.

Al argumento principal de la película se le une la interesante trama secundaria del equilibrio de poder en Roma, que también ilustró Robert Graves con su Yo, Claudio, y que intentó reproducir con escaso éxito la aparatosa pero floja en conjunto Gladiator de Ridley Scott. El Craso encarnado por Olivier simboliza el absolutismo, con su protegido Julio César (John Gavin) siempre cerca; pero el inteligente, moderado y orondo Graco aboga con inteligencia por el poder de la república... un poder que se tambalea, porque Craso aprovecha con astucia la rebelión de los gladiadores para que su causa se vea favorecida.

Laurence Olivier compone un excelente Graco: ambicioso e implacable, a la vez que elegante y solemne. Su antagonista, Laughton, está inmenso en todas las escenas en las que aparece: en la conversación íntima con una fugitiva Varinia, a quien salva con el último hálito de poder patricio que le queda, o en sus intervenciones en el senado, Laughton demuestra por qué fue y siempre será un actor magistral. Inolvidable es su sonrisa picarona cuando, hablando con Batiato, argumenta que los tiranos siempre son hombres flacos, y que la gordura es una virtud para un hombre... impagable.

El principio de la rebelión: Espartaco se enfrenta con Draba
(Woody Strode) y éste le perdona la vida...


Pero el momento más célebre y emocionante del film, citado o reproducido en muchos otros (como en El Club de los Poetas Muertos, por ejemplo) llega en las escenas finales: aplastada la rebelión, el astuto Graco solicita que los esclavos capturados le señalen quién es Espartaco, o los crucificará a todos. Cuando el tracio se levanta para librar a sus hombres del terrible castigo, las voces de los demás rebeldes le silencian: al grito de "Yo soy Espartaco", todos se ponen en pie, ante la impotente furia de Graco. Uno de esos momentos colosales, de los que no se olvidan.

Si otras películas "de romanos" de esas que suelen aprovechar las cadenas de TV para rellenar las largas horas festivas de la Semana Santa en nuestro país se ven hoy acartonadas, pasadas de moda (caso de Quo Vadis, de La Túnica Sagrada, y otras por el estilo... problema que afecta también, aunque en menor medida, a la legendaria Ben Hur de William Wyler), por el contrario Espartaco, estrenada en 1960, se mantiene fresca como el primer día. Espartaco es mucho más que una simple película "de romanos": tanto por su desarrollo, como por su bien medido desarrollo y su impactante final. El trabajo de Kubrick, del cual el perfeccionista entre los perfeccionistas siempre renegó, es soberbio. Douglas le eligió para Espartaco, filme fruto de un empeño personal del siempre inquieto actor, tras trabajar a sus órdenes como protagonista de la igualmente magistral Senderos de Gloria, ese imperecedero y obligatorio alegato antibelicista.

Además de ser una película excelente, este film atesora otro valor fundamental: el poner punto final a la tristemente célebre lista negra de Hollywood, derivada de la "caza de brujas" del senador McCarthy. Uno de los perjudicados por el clima anticomunista fue el guionista Dalton Trumbo, quien adaptó la novela homónima de Howard Fast. El empeño del productor y protagonista del film, Kirk Douglas, mantuvo a Trumbo en los créditos del film contra viento y marea. Conocidísima también es la anécdota de la famosa escena censurada, en la cual Craso y Antonino conversan, mientras el segundo lava el cuerpo del primero, y Craso insinúa que sus preferencias incluyen ambos sexos. Durante muchos años esas imágenes permanecieron guardadas bajo siete llaves, en un sótano tan profundo que su banda sonora desapareció... en las ediciones de DVD del film restaurado, que incluyen esta escena, la voz de Laurence Olivier la pone Anthony Hopkins.

Qué gran película. Como algún día la reestrenen en IMAX, a más de uno se nos va a caer la baba... eh, soñar es gratis.

7 comentarios:

David dijo...

Estupenda reseña, Mikel. Yo hace mucho que no la he vuelto a ver, pero ya que haces mención de la gran interpretación de Laugthon, igual te interesa ver esto: http://rootingforlaughton.blogspot.com/2010/02/senator-was-undermined.html
Es un post muy interesante, que te animo a visitar.
Un saludo.

Mikel dijo...

El tipo de tu link em deja a la altura del betún! En fin, el que sabe, sabe. Menudo curro, muy interesante todo lo que dice, además. Gracias por el comentario y por el link, David!

David dijo...

¿el tipo?
Se llama Gloria. Es mi amor platónico.

Mikel dijo...

Perdón! No me había fijado. Si es fan de Laughton, tiene buen gusto, desde luego.
Amor platónico, eh? Como diría Rorschach, "hrrm".

lokodatar dijo...

Y ya que estamos con Espartaco y cine:
http://www.culturalianet.com/art/ver_e.php?nombre=39148

Mikel dijo...

Gracias ("hrmm") por el "lokolink". Como diría Charles Laughton en OTRA célebre película suya, "qué nausabunda perspectiva"!

lokodatar dijo...

Juas juas juas