"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

miércoles, 13 de octubre de 2010

Películas recién vistas: ENTERRADO (BURIED)


Todo el mundo tiene sus fobias. Hay gente que no puede con los bichos, otros odian los espacios abiertos, a otros nos dan grima las agujas… pero, ¿a que a casi todo el mundo le inquieta, al menos un poquito, el tema de los espacios cerrados? Los ascensores, los túneles, las cuevas… El tema de la claustrofobia siempre me recuerda a Ororo, la Tormenta de los clásicos X-Men del mejor Claremont, que tenía el trauma infantil de haber quedado enterrada entre escombros y no podía soportar los espacios cerrados. Otro buen ejemplo de cómo sacarle partido a la claustrofobia: The Descent, una humilde y efectiva película de terror de hace unos años, firmada por Neil Marshall, en el que un grupo de espeleólogas aficionadas a la aventura se decidían a explorar una cueva… en la cual nadie había entrado jamás.

Dicho lo cual… imaginemos la situación del pobre Paul Conroy (Ryan Reynolds), quien despierta aturdido y se encuentra dentro de un cajón de madera, que está enterrado en algún lugar del desierto de Irak. Con la única compañía de un mechero, un teléfono móvil y algún que otro artilugio, Paul se enfrenta a una terrible prueba… que se irá volviendo más agónica según pasan los minutos y sus posibilidades de sobrevivir van reduciéndose.

Enterrado es un gran filme de suspense, de esos que te mantienen auténticamente atrapado hasta el final, que por cierto es perfectamente coherente con su desarrollo. Es fácil identificarse y ponerse en el lugar del humilde camionero de Michigan que languidece bajo las arenas del desierto. A ello contribuye un bien medido guión, que reserva a su protagonista (y al espectador) unas buenas dosis de emoción, bastante sufrimiento y unas cuantas sorpresas bien distribuidas a lo largo de su perfectamente calculado metraje. El film mezcla con habilidad la terrible peripecia del desdichado Conroy con unas acertadas pinceladas de crítica al papel de los EE.UU. en los sucesivos conflictos relacionados con Irak.

Montador y productor del film además de director, Rodrigo Cortés sale airoso de un empeño realmente difícil: armar una película de suspense con un sólo actor y una sola localización, y bien angosta por cierto. Habrá que seguir de cerca sus próximos trabajos, de los que pronto tendremos noticias, gracias al resonante éxito internacional de Enterrado. Por su parte, Ryan Reynolds, al que resultaba difícil de soportar como el siempre intragable Masacre en X-Men Orígenes: Lobezno o como cazavampiros de segunda en Blade Trinity, resulta creible en todo momento. Ni siquiera quienes aborrecen a Reynolds por ser el afortunado mortal que convive con Scarlett Johansson (y cierta parte inseparable de su anatomía) podrían ponerle ningún pero a su trabajo.

En resumen: estupenda. Punto.


PS. Por cierto, ese poster mola cantidad.

5 comentarios:

- YOGUR - dijo...

A mi me gustó mucho la peli. Y ciertamente me sorprendió no solo la actuación de Reynolds sino también la dirección de cámara, que debe ser bien jodido elucubrar cómo hacer las tomas para no repetirse con tan poco a mostrar en pantalla.

Mikel dijo...

Gracias por el comentario! Cierto, en eso la peli está muy bien resuelta. Lo dicho: era un reto bien difícil, y Cortés sale airoso de largo.

Wizzy dijo...

La fui a ver en v.o. ye encanto. La tenía ganas y noe defraudo. Pero yo soy de los que les cae bien reynolds y en blade me partía con el.

Mikel dijo...

Uff, es que BLADE TRINITY es de pesadilla... la Jessica Biel haciéndose la guay, el Drácula de pacotilla... bastante risible. Y el Reynolds pues tampoco ayudaba... en fin. Ha mejorado, desde luego. Gracias por el comentario!

lokodatar dijo...

Cierto lo del poster