"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

domingo, 24 de octubre de 2010

Películas recién vistas: LA RED SOCIAL


Como tantos otros mortales, tengo un perfil en Facebook, al cual no hago demasiado caso, la verdad. No lo actualizo todos los días, no pongo fotos mías, sólo he hecho alguno que otros de esos miles de cuestionarios que pululan por el lugar, y tampoco estoy demasiado pendiente de lo que hacen mis conexiones. Soy todo un "maleducado digital", vamos. Sin embargo, soy perfectamente consciente de que muchas personas en el mundo están absolutamente pendientes de Facebook, y han convertido la red social más famosa del mundo en parte de sus vidas, hasta el punto de la adicción, en algunos casos (por fortuna, pocos… espero). De hecho, probablemente, mucha gente dirá que si no estás en Facebook, no existes, punto. No digo que eso sea bueno ni malo: digo que es así, sin más.

Nunca me había preocupado demasiado el origen del adictivo pasarratos digital, y cuando oí que se iba a realizar un film basado en un polémico libro sobre la vida y milagros del joven prodigio Mark Zuckerberg, creador de Facebook, la noticia me dejó un poco frío… hasta que me enteré de que el guionista iba a ser el creador de El Ala Oeste de la Casa Blanca, Aaron Sorkin, y que el director iba a ser David Fincher, autor de películas tan conocidas como Se7en, El Club de la Lucha o (mi favorita entre las suyas) la magistral Zodiac. De pronto, la cosa parecía muy interesante...

Bueno, pues ambos han dado forma a una fascinante película que no deja un momento de respiro, con excelentes diálogos a ritmos de ametralladora, y un estupendo montaje que hace malabarismos con los flashbacks para narrar, por un lado, el "origen secreto" de Facebook y su creador, y por otro el tenso litigio en que se ve envuelto Zuckerberg cuando varios ex-condiscípulos suyos le demandan porque consideran que les ha robado la idea original de la red. Todo ello, al ritmo de la fascinante banda sonora tecno compuesta por Trent Reznor y Atticus Ross, y con un reparto de excelentes jóvenes actores que dan vida a los principales personajes de la trama.

¿Cree que merezco toda su atención, señor Zuckerberg...?

Jesse Eisenberg interpreta a un Zuckerberg que no sale muy bien parado de la función: un supernerd absolutamente falto de capacidad para relacionarse con normalidad pero dotado de una mente genial, un tremendo talento para la informática y de una tenacidad implacable. Andrew Garfield da vida a Eduardo Severin, el único amigo de Zuckerberg, y Joseph Mazzello (sí, el niño de Jurassic Park) es Dustin Moskovitz, uno de sus primeros colaboradores; el guaperas Armie Hammer se desdobla gracias al milagro de los efectos digitales en los impecablemente impecables gemelos Winklevoss,  y Max Minghella interpreta a Divya Narendra. Todos ellos son los compañeros de Zuckerberg en Harvard, con quienes colaborará en sus inicios hasta que, digamos, decide volar solo. El reparto se completa con el conocidísimo cantante y actor Justin Timberlake, quien da vida a Sean Parker, otro "joven prodigio digital", el fundador de Napster.

El film de Fincher hace un despiadado retrato del ambiente universitario de Harvard: los hermosos cachorros de las élites se divierten en fiestas sin fin y vegetan en las clases, sabedores de que, como sus padres, ellos están destinados a la grandeza; y entre ellos, un paso por encima, sin hacer caso de nada más que de la brújula de su propia voluntad, una mente privilegiada con una idea, que trabaja incansable mientras otros se dan la gran vida y que está dispuesto a poner su idea por encima de cualquier otra cosa... La primera media hora de la película, en este sentido, es cristalina.

Asimismo, tanto la figura de Zuckerberg como la de Sean Parker son la quintaesencia del visionario, de quien siempre está un paso por delante de quienes están un paso por delante. Y La Red Social retrata también, en un par de brochazos geniales, a toda una legión de personas en todo el mundo que están "enganchados" a Facebook, cuyo comportamiento tiene un componente de voyeurismo y de "querer saber", de exhibicionismo y presunción (si nadie sabe que he hecho algo, es como si no lo hubiera hecho) casi patológicos, que va mucho más allá del simple "compartir" vivencias, inquietudes, experiencias… idea que es la base del concepto original de Facebook, en la mente sin igual (en todos los sentidos) de Zuckerberg.

Una de las películas del año. Probablemente, de las mejor colocadas para la próxima carrera de los Oscars. Recomendable al 200%. Nunca volverás a ver el Facebook de la misma manera.

La página de Facebook de la película, aquí. La página web oficial, aquí. El libro de Ben Mezrich en el que se basa el film, denostado por los responsables de Facebook por impreciso y parcial, aquí.

8 comentarios:

David dijo...

Vale. Esta misma mañana acabo de leer una entrada recomendando la peli. La voy a ver mañana.
Pero bueno, una feliz idea (que además imagino yo que pasará con el tiempo...conozco a gente que se hizo de facebook y al principio enganchadísimos, y luego lo dejaron muertos de aburrimiento)... no hace que el tipo sea un "visionario" (un afortunado sí... visionario fue el de la telepizza en los USA, y a ese no le han dedicado peli (ja,ja)
Vale. Ahora en serio. Me habéis convencido de tal modo, el que ha hecho esta reseña y tú, quen mañana voy a ir a verla.
Un saludito.

PD: ¿y el inventor de blogger, quién fue? Porque yo soy de Blogger, no de facebook. Esto sí que es un invento, y no la tontería de los amigos de faisbuk (ja,ja). Es broma, claro.

Mikel dijo...

Visionario es quien tiene una idea que nadie más tiene, o sabe ver el potencial de algo que pasa desapercibido para los demás, creo yo. En ese sentido, el tal Zuckerberg lo es, como el de Napster, como tantos otros.
El futuro? Quién sabe, chico. Pero ahora mismo, miles y miles de personas están pendientes de Facebook, y encima parece que hay planes de colaboración firmes entre Apple y Facebook... o sea, que chico, yo creo que la cosa va a tener futuro, y más con todos los cacharritos digitales que andan pululando por ahí.
La película es estupenda, con eso me vale. Probablemente me haré con el libro, también.

PS: No sé quién inventó Blogger, la verdad.

David dijo...

Pyra Labs (Evan Williams y Meg Hourihan) según dice la wikipedia (habría que contrastar).
Vale.
Pero, ¿tanto como visionario?
Quiero decir... Sé que más que miles, hay millones de personas enganchadas a facebook... Pero bueno, también pegó el buscador de yahoo en un principio, luego google... El del cubo de Rubik fue otro visionario.
Es decir, que a veces esas visiones creo que surgen más de casualidades de la vida que del talento o la visión que en principio pudiera tener su autor...No sé si me explico.
Hombre, para la peli queda mucho mejor dramáticamente por lógica(y hablo sin haberla visto, cómo me gusta esto (ja,ja)) que el tío tuviera esa visión y que no fuera una especie de: "Mira, hago un perfil, pongo una foto, lo enlazo y se han enganchado unos cuantos... ¡Qué curioso,¿no?" Porque entonces el personaje nos parecería un gilipollas con suerte...Es mejor que nos parezca un genio con problemas y todas esas cosas desde el punto de vista dramático.
Supongo que sabes por donde voy, que no me expreso de forma muy correcta.
Saludito.
PD: La reseña del enlace que te he puesto está muy bien. Me gustó más que la tuya (eso sí, la de All that jazz no te la ha superado nadie por ahora (y eso que leí una cojonuda en el blog de Josep).

David dijo...

El del El gran salto sí fue un visionario...y eso que la peli era flojita.
Ya sabes, para críos! como facebook o blogger (ja,ja)

Mikel dijo...

Evidentemente, hay gente con ideas que luego tienen éxito, y otra gente con ideas igual de buenas que no tienen éxito. Personalmente tampoco creo que que algo tenga éxito dependa solo de la idea en sí, hay muchos otros factores implicados. Pero depende de cómo midas el "éxito". En los términos en los que lo mide mucha gente hoy en día, es decir, en términos de dinero (como Michael Corleone)... desde luego el tipo dio con algo que luego ha generado mucho dinero.
Ya verás que de todos modos la película pinta un retrato muy poco favorecedor del tal Zuckerberg, pero cristalinamente claro: fíjate sobre todo en la primera media hora.

David dijo...

Espero fijarme en las dos horas, Mikel.
Creo que iré mañana por la noche...
No te apetece repetir, ¿no?

Mikel dijo...

Jaja! La peli no tiene altibajos, ya lo verás... Repetir? Sin problemas, pero dejaré pasar más tiempo. A ver si te gusta!

lokodatar dijo...

Eso de mañana por la noche...