"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

domingo, 16 de enero de 2011

Películas recién vistas: PAN NEGRO

 
La guerra nunca es buena, y nunca termina. La guerra provoca desesperación, hambre y muerte. La guerra vuelve locos a los seres humanos, durante y después de las contiendas. Los malos actos engendran otros malos actos. Las miserias que provoca la guerra perduran, de padres a hijos, de generación en generación, en forma de rencillas, venganzas, pesares y locura. "Las mentiras de los adultos crían pequeños monstruos", dice el adecuado slogan publicitario del film que nos ocupa.

Este es el mensaje lapidario que transmite bien claro Pa Negre, o Pan Negro, adaptación cinematográfica de la novela de Emili Teixidor que acapara varias nominaciones a los premios Goya, y que gracias a ello estos días vuelve a las carteleras. En su trabajado guión, el director Agustí Villaronga mezcla también elementos de otra novela de Teixidor, Retrato de un asesino de pájaros, par construir una intensa historia ambientada en un pueblecillo catalán, en plena posguerra española: un lugar apartado y rodeado de bosques y caminos con oscuro pasado y presente de represión y miseria.

Con un espléndido trabajo de adaptación y una estupenda manera de contar, Villaronga nos va introduciendo en su intrincada historia, donde abundan las sorpresas (y no precisamente agradables), usando al niño Andreu como eje de la narración. Huyendo de tremendismo y efectismos, pese a que la historia y algunas de sus escenas bien se prestaban a ello, el director arma una película sólida, sin altibajos, apoyada en su trabajados personajes, donde sobresale el trabajo excelente de todo el elenco de actores, en particular los chavales Francesc Colomer y Marina Comas, ambos candidatos al Goya... y con una visión que aporta elementos bastante originales al habitual retrato de "vencedores y vencidos de la contienda" que tan bien conocemos.

La presencia de los carismáticos Eduard Fernández y Sergi López en dos papeles secundarios eleva el caché actoral de la cinta, y ambos aportan su gran talento, aunque los verdaderos momentos estelares del film quedan reservados a otros personajes.

La Guerra Civil sigue alimentando de argumentos al buen cine español, como la Segunda Guerra Mundial sigue llenando de libracos las estanterías de las grandes librerías. Y si son como esta Pan Negro las películas que hurgan una vez más en las miseras de la guerra fratricida, que sigue y seguirá marcando la historia de España, por mí, pueden seguir hurgando todo lo que quieran.

1 comentario:

lokodatar dijo...

Mira tu que le tenía ganas, habrá que.