"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 17 de septiembre de 2012

Películas recién vistas: PROMETHEUS


Por fin pudo más la curiosidad que las críticas negativas (y también positivas, que se ha oido de todo al respecto). Y finalmente, he visto Prometheus… La verdad es que no resulta tan aburrida como dicen algunos, pero el resultado de los esfuerzos de Ridley Scott y sus guionistas John Spaiths y Damon Lindelof es una película sosa, con un presupuesto y un reparto de caras conocidas desperdiciados en un guión ramplón, de ritmo lento, sin sorpresas, que confunde lo serio con lo plomizo, y que contiene bien pocos aciertos y sí una buena colección de bobadas; eso sí, no más de las habituales en las producciones de este tipo. 

Dice Scott, de acuerdo con Imdb.com: "La NASA y el Vaticano están de acuerdo: es imposible que hayamos llegado a ser lo que somos sin una ayudita a lo largo del camino". En el film, tanto la fe como la ciencia aparecen como posibles respuestas. Quizá a alguien que le preocupe más todo eso que a mí le apetezca sacarle algo de punta a esto… Ni siquiera voy a entrar en la supuesta "pregunta profunda" que plantea (ni la respuesta que ofrece, o algo parecido) la película. Pero a estas alturas, darle vueltas a Erich Von Daniken

Dejando el asunto alienígena para los expertos y los interesados en la cuestión (vuestro amistoso vecino asgardiano no es ni lo uno ni lo otro), Prometheus es previsible (incluso para alguien que siempre "cae" en todas las trampas de guión, como yo); de sus diálogos ya ni hablamos, y además, la práctica totalidad de sus numerosos y multirraciales personajes son absolutamente intercambiables y todos ellos son mejorables, e incluso prescindibles. Ah, y además, el final es abierto... o dicho de otra manera, "no sabemos terminarla; bueno, dejamos la secuela encarrilada y algo saldrá".

 Y si Ridley Scott y su equipo querían evitar comparaciones con Alien… entonces deberían haberse apartado de ella y de su mundo por completo y desarrollar su argumento, el cual por otra parte quizá podría tener su interés, abordado de otra manera muy diferente…

En resumen: muy poca cosa. Ya lo dice el cartel: del director de Alien... y de Gladiator.

8 comentarios:

Unknown dijo...

Eres un tipo de lo más benevolo.

No puedo decir que me decepcionara por que no esperaba nada de ella pero si me sorprendió lo vacia y galácticamente mala que es.

Como fan de Alien no diré más que me disparo.

Mikel dijo...

Jaja, gracias por el comentario, Unknown. Efectivamente, lo peor es lo mala que es...
¿Fan de Alien? Yo también. Echa una vistazo a algunas entradas de este humilde blog, si te apetece... Busca por "Alien".

lokodatar dijo...

Floja coincido Thorpedo, algún detalle visual...algo de metareligión interesantilla...la idea de la destrucción masiva que no se si reirme o decir que es un acierto y lo demás....sustos de pega, personajes de mofa, situaciones que ve venir un niño...en fin, una sensación de oportunidad perdida continua

Mikel dijo...

Ya te digo, chico, si las veo venir hasta yo, que siempre me "pillan" con esas cosas!

Amaia Ballesteros dijo...

Mala. Salvo algunos efectillos especiales, mala.

Mikel dijo...

Sí, la conclusión es esa: mala.

Rondi dijo...

Mala mala. tampoco. Los primeros 45 minutos no son tan horribles, realmente el fallo de la película reside en el guión, que parece escrito por adolescentes pastilleros echando una carrera para ver quien revienta antes el medidor de tontos: "EL tontometro". Para mi Scott, en la labor de dirección me parece que lo hace bastante bien, y me remito al inicio que me parece espectacular y bello, bastante atrevido para ser lo que es.
La escena de la cesarea dando a luz, de forma inexplicable, a un patético calamar, me parece sublime, se plasma el terror que siente la protagonista, la angustia, me recuerda a sus mejores momentos en Alien.
Y tiene otros momentos, que aun así tendré que repasar, pero que se ven enturbiados por el horroroso guión. Nada de lo que tiene sentido, y para colmo pasan cosas por pasar.
Lo peor sin duda es el final, el puto calamar, si ya les cogí asco por culpa de Alan Moore en "Watchmen" con ese finalcito tipo film de serie B de los años 70, (ojo, la última página es etica, filosofica y psicologicamente hablando, apoteósica...eeeh, ah si, que yo con Prometheus, los calamares para mi son demonios destroza historias... Para colmo Charlice Theron muere como el Coyote de los Looney Toons, sin comentarios. Aunque luce el trajecito ajustado que MAMMA MIA. El mejor, Fassbender.
Ah, y los ingenieros, no me gusta su diseño, si procedemos de unos gusiluz gigantes, que mal rollo...

Mikel dijo...

Desde luego coincido en que el problema es de guión. Y no le veo tantas cosas positivas... la escena de la cesárea, de hecho, me pareció algo risible! Y ya le gustaría recordar a la angustia de Alien, que obviamente es lo que intenta sin conseguirlo... al menos, en mi humilde opinión!