"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 13 de enero de 2014

Películas recién vistas: A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS


Los hermanos Coen vuelven por sus fueros. Joel y Ethan nos cuentan esta vez una historia basada en personajes y ambientes reales, pero tamizada por su particular manera de hacer cine.

El resultado es un drama oscuro, por momentos hermético, que sigue las peripecias del zarraspastroso Llewyn Davis (interpretado por un estupendo Jason Isaac), mientras trata de ganarse la vida como cantante folk en el Greenwich Village neoyorquino de 1961… y fracasa en el intento, como tantos otros, antes de que un tipo larguirucho, zarraspastroso, frecuentador de sofás ajenos como Llewyn, y de Minnesotta (como los Coen, por cierto) hiciese que todas las miradas se volvieran hacia él.

Todos los personajes están inspirados en músicos y personas reales que vivieron el momento del auge del folk en la época. Puedes leer más sobre el tema aquí. Los orígenes de un movimiento musical que explotaría años después sirven a los Coen para hablarnos de la pérdida de la fe y la desesperación, de agarrarse a un clavo ardiendo (o a cualquier sofá, en este caso), del paria impulsado por una obsesión de la que no puede huir aunque lo intente.

La película es absorbente, con una sobriedad puntuada por las excepcionales interpretaciones de un suculento repertorio folk y por ocasionales chispazos cómicos que solamente redondean la solidez dramática del conjunto. Junto a un estupendo protagonista, destacan los secundarios encarnados por caras tan populares como Carey Mulligan, John Goodman, Garrett Hedlund, Justin Timberlake o F. Murray Abraham (suya es una de las frases lapidarias del film), en una película de esas que apetece volver a ver y que seguramente ganará con cada nueva revisión.

En resumen: muy buena.