"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

jueves, 28 de agosto de 2014

El montón de tebeos presenta… ALPHA FLIGHT


Este es uno de esos tebeos que todos los fans de Marvel recuerdan / recordamos con cariño. En la cúspide de su fama, antes de las célebres broncas con Jim Shooter, John Byrne, casi ubicuo en el Universo Marvel de los 80, arrancaba una nueva serie protagonizada por un variopinto equipo de héroes que ya había presentado junto a Chris Claremont en Uncanny X-Men.

Los Alpha Flight eran los superagentes del gobierno canadiense; una vez eliminados los fondos para su mantenimiento, decidían seguir combatiendo el mal de manera independiente y altruista, como suelen hacer los superhéroes.

Los integrantes del equipo eran de lo más variopinto, por supuesto cada uno de ellos con la habitual dosis de neuras y complejos: el gigantón Sasquatch, el hechicero Shaman, el jefe Vindicador (después Guardián), los gemelos Estrella del Norte y Aurora, la misteriosa Ave Nevada… Byrne añadía enseguida al equipo a dos peculiares héroes más: Marrina, anfibia e híbrida entre alienígena y humana, y el vivaracho Puck, acróbata enano con mala leche garantizada. Heather, la esposa de Vindicador, era también un personaje fijo de la serie.

Alpha Flight sigue siendo un tebeo ágil y divertido, con sorpresas y con la habitual fluidez narrativa de su creador, que enfrentaba a sus héroes con villanos como Mortal Ernest, el hombre del toque mortal; las Grandes Bestias míticas; el Amo, un misterioso villano relacionado con el origen de Marrina; o algunos miembros renegados de otros programas del gobierno canadiense, los Gamma y Omega Flight, entre otras amenazas.

La primera aparición en sociedad de los Alpha Flight al completo...

En su primer año en la serie, Byrne utilizaba una estructura muy típica de Marvel: historias centrales complementadas con breves "relatos de origen" de cada personaje, que revelaban detalles de su pasado y complementaban la trama principal. Incluso se permitía la broma de aprovechar el célebre "mes de los asistentes" para entregar un episodio cuya mayor parte consistía en viñetas en blanco, dado que retrataba… la batalla de Ave Nevada contra una criatura ártica en medio de una terrible ventisca.

No nos engañemos: hay mejores tebeos en la Marvel de los ochenta, cierto. Incluso mejores tebeos hechos por Byrne. Pero, desde luego, los hay peores. Como en muchos de sus proyectos, Byrne arrancó con muchos bríos, y la calidad de la serie fue bajando a medida que fue mermando el interés de su autor. Es algo que Byrne comparte, por ejemplo, con el maestro Kirby. Pero Alpha Flight es la prueba fehaciente, una vez más, de que no hay personajes malos, sino creadores que no saben sacarles partido. Y Byrne les sacaba buen partido a las variadísimas neuras de sus protagonistas.

Ahora, Panini recopila en un gigantesco tomo no apto para débiles humanos toda la andadura de Byrne en la serie, con el añadido de algunos otros episodios de distintas series, también dibujados por Byrne, que guardan relación con los personajes. Los fans de ahora quizá se sorprendan de lo divertido que puede ser un tebeo de superhéroes hecho con fe y ganas, y sin tanto crossover ni descompresión narrativa ni gaitas, y los veteranos disfrutarán / disfrutaremos de nuevo con las andanzas de los Alpha Flight… si el libraco no nos aplasta antes.