"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

domingo, 21 de marzo de 2010

Películas recién vistas: SHUTTER ISLAND


Años 50. Teddy Daniels, un agente judicial (Leonardo DiCaprio) llega a Shutter Island junto a su compañero Chuck (Mark Ruffalo), ubicación de una institución de lo más peculiar: una mezcla de prisión y sanatorio mental, donde se ensayan innovadoras técnicas de curación para los internos. Una de las pacientes ha desaparecido misteriosamente. Pese a la poca ayuda que recibe de los responsables médicos (interpretados por Ben Kingsley, por fortuna sin peluquín esta vez, y Max von Sidow), Daniels comienza a investigar la misteriosa institución, que oculta muchos secretos... como el propio Daniels.

No voy a contar más del argumento de esta película, porque desde luego es fundamental presentarse en el cine sin saber demasiado de la historia. Quienes hayan visto ya el film, o leido la novela de Dennis Lehane en la que se basa el guión, lo comprenderán... Tengo pendiente de lectura el libro, y lo leeré con interés, porque la historia me ha gustado. Lo que no me ha convencido tanto es la manera en la que Martin Scorsese ha puesto en imágenes el elaborado relato de misterio y locura ideado por Lehane. Curiosamente, un autor que se distinguió en años pretéritos por mantener un estilo visual determinado (vivo, poderoso, estilizado, vibrante y efectivo) tanto en películas contemporáneas (por ejemplo, Taxi Driver o Goodfellas) como de época (la fascinante La Edad de la Inocencia), mantiene poco de ese estilo en este, su más reciente film.

No se mueve bien Scorsese en el registro grandilocuente e histriónico que quiere manejar, como ya sucedía en su remake de El cabo del Terror (y aún, creo yo que en aquella ocasión la exageración le funcionaba mejor, pese a que el film distaba mucho de ser una gran película). Un Brian DePalma en sus años buenos habría sacado más partido a las posibilidades de exceso que plantea la historia. Puestos a desatarnos, vamos a desatarnos en serio, no sólo a ratos... La película, en ese sentido, es deslavazada, y pese a que mantiene el interés, principalmente porque nos esforzamos en prestar atención porque tenemos curiosidad por saber qué está pasando realmente, el film falla en enganchar al espectador (por lo menos, a este espectador). Un ejemplo: cuánto podría mejorar esa escena en el interior del misterioso Pabellón C...

Shutter Island es una de esas películas que reclama atención. Todo lo que aparece, todo lo que vemos y oimos son pistas para comprender la historia y sus misterios. Esta es una de esas películas con sorpresón final, y en estos casos es fundamental que todas las piezas estén en su sitio que nada chirríe, que los trucos funcionen. Y en este caso, es necesario decir que como mínimo, un recorte de 20 minutos no le vendría mal al film, para mejorar su ritmo y evitar que muchas escenas (como por ejemplo la de la resolución final del misterio) resulten lentas, reiterativas e incluso algo plomizas. La escasamente inspirada banda sonora tampoco ayuda en absoluto.

El reparto es de campanillas, como suele decirse: a un convincente DiCaprio se unen Ben Kingsley, el legendario Max Von Sidow e interesantes actrices como Emily Mortimer, Michelle Williams o Patricia Clarkson. Pero pese a los esfuerzos de los actores, lamentablemente no estamos ante una gran película...

3 comentarios:

Nemo Nadir dijo...

Shutter Island es una película de misterio sin misterio. Un film que basa toda su efectividad en crear una intriga que, pesar de estar excelentemente contada, se ve venir de lejos. Scorsese va dejando demasiadas pistas de lo que trata de esconder. Aunque está rodada con la maestría propia del director, su principal baza, el suspense, no funciona. Y eso la hace fallida de largo. Cualquier espectador con cierto background cinéfilo se dará cuenta desde el primer fotograma ante qué tipo de película se encuentra y estará en guardia. Es casi inevitable averiguar desde el minuto cero cuál va a ser el final. Scorsesse deja demasiadas claves al descubierto para una película que pretende basarse toda ella en el suspense y el desconocimiento.

Tampoco ha estado el director atinado con el casting, seleccionando a una serie de actores demasiado encasillados que hacen que todo huela mal desde el principio y que se masque la tensión desde el comienzo. Muy pronto el espectador se da cuenta de que hay algo extraño alrededor del protagonista y de que nada es lo que parece. DiCaprio vuelve a tener su pinta de guarrete sudoroso y mal afeitado habitual, Ben Kingsley repite con su personaje inquietante de siempre, y cuando hace falta un personaje alemán siempre está ahí Max Von Sydow para aportar su usual caracterización. Sólo el versátil Mark Ruffalo se sale un poco de lo preestablecido.

A Scorsese le ha salido una película un pelín pretenciosa, con una ambientación y argumento que, en cierto modo, traen a la mente El Corazón del Ángel de Alan Parker. Un trabajo sobre el que no queda más remedio que preguntarse si era necesario tanto minutaje para lo que cuenta. Muchas escenas son excesivamente largas e incluso innecesarias, llegando a una conclusión exageradamente alargada cuando ya está todo el pescado vendido. Shutter Island será un entretenimiento para el neófito, pero es un peñazo para el espectador avisado. Una peli sin sorpresas que, precisamente, pretende sorprender.

Mikel dijo...

"Peazo" comentario!

Ya veo que en lo sustancial estamos de acuerdo. Yo creo que el principal problema de la peli es que resulta acartonada, falsa. Y también, como tú dices, es bastante pretenciosa. No hay conexión emocional con el protagonista. Ya digo, no te metes en el asunto para nada. Una pena.

Gracias por el comentario!

Pepo Pérez dijo...

A mí tampoco me moló.