"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 29 de noviembre de 2010

LECTURAS RECIENTES: LAS POSEÍDAS DE STEPFORD


En el tranquilo pueblo de Stepford, la vida es idílica. De hecho, es casi inquietantemente idílica, como descubre Joanna cuando se muda con su familia (marido y dos hijos). Joanna es inteligente, inquieta, fotógrafa competente, y compatibiliza todo ello con su papel de madre y esposa sin ningún problema. Sin embargo, las esposas en Stepford, siempre impecables, casi antinaturalmente bellas, se comportan de manera completamente sumisa a sus maridos, como robots, cosa que a Joanna le resulta difícil explicarse, y que al principio observa con curiosidad, después con inquietud.. y finalmente, con creciente horror.

The Stepford Wives es una de las novelas más conocidas de Ira Levin, autor de La semilla del Diablo y Los Niños del Brasil, entre otras muchas obras bien conocidas por los aficionados a la literatura y al cine, pues muchas de ellas se han convertido en filmes de éxito. Levin, en una novela perfectamente medida, sin una palabra que sobre o que falte, acierta de pleno en su retrato de la idílica vida en Stepford, que como sucedía en Twin Peaks, oculta muchas cosas inquietantes.

Lo mejor del libro es su cuidado carácter abierto. Levin no llega a concretar qué es exactamente lo que causa el extraño comportamiento de las flamantes esposas del lugar ("extraño" a nuestros ojos, pero no a los de muchas personas "bienpensantes", antes y ahora… piensa en el Tea Party, o en la gente del Opus, mismamente). ¿Es algo en el agua? ¿Es un producto químico? O peor, es... ¿el adocenamiento? ¿El simple seguir la corriente? De hecho, en mi opinión, la ausencia de una explicación clara vuelve el asunto muuuuuucho más inquietante.

Una gozada de novela que no ha perdido ni gota de su valor y su modernidad. Llevada al cine en al menos un par de ocasiones, con resultados poco afortunados, dicen los entendidos. Estupenda.

3 comentarios:

lokodatar dijo...

La de los niños sudamericanos esta muy bien también, y en este caso la peli de Peck y Olivier se salva. Un día ferpecto es legible y de la del bebé de Rosemary nada te digo que no sepas.

Mikel dijo...

Sí, recuerdo haber visto hace muchos aós LOS NIÑOS DEL BRASIL y Gregory Peck daba mucho miedito!

Mikel dijo...

aós? Quería decir "años"... Toma creación de léxico! Eso de teclear sin mirar... no es lo mío! Bueno, a lo mejor lo pueden aprovechar para un nuevo modelo de coche.