"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 1 de noviembre de 2010

Rodeado de Papel /sin dibujos) presenta… EL PODER DEL PERRO


Es imposible no quedar epatado (y enganchado) por el brutal cuadro que pinta la escena de apertura de El Poder del Perro, de Don Winslow, una novela que comparte con películas como Traffic de Steven Soderbergh o la estupenda serie de TV The Wire su tema principal: el tráfico de drogas y todo lo que lo rodea. La novela comienza con una masacre en la que hombres, mujeres y niños han sido exterminados por igual, y un ensañamiento particular con un sujeto, al que le han arrancado literalmente la cara a tiras, y luego le han disparado en la boca… 

Un panorama de violencia y de seca brutalidad que se repite en numerosas ocasiones a lo largo del libro, trufado de escenas escabrosas y terribles venganzas. Pero la capacidad de mostrar los abismos de violencia y horror a los que puede llegar el ser humano cuando de dinero (y mucho) se trata no es esta la mayor virtud de la excepcional novela de Winslow. No, la mejor arma del autor es su habilidad para mantener la narración palpitante, inmediata, manejando numerosas tramas que se van entrecruzando de maneras insospechada a lo largo de un periodo de varios años.

La novela tiene un carácter coral, pero varios personajes destacan en su amplísimo reparto. Uno de ellos es el agente de la ley Art Keller, que combate el tráfico de droga en la zona fronteriza entre México y los EE.UU. Uno de sus objetivos es Adán Barrera, hermano de Raúl, uno de los más poderosos capos del narcotráfico mexicano. Luego está Callan, el asesino perfecto, un irlandés desarraigado salido de la célebre Cocina del Infierno de Nueva York. Y por último, pero no por ello menos importante, Nora Hayden, la prostituta de lujo con una belleza a la cual ningún hombre puede resistirse y una inteligencia a juego…

Pero hay muchos actores más en este drama, y Winslow hace estupendos retratos de todos ellos, cuidándolos al detalle y haciendo que ninguno de ellos resulte superfluo. Y el gran acierto del autor es crear personajes realistas, verdaderas personas capaces de lo mejor y de lo peor, en muchos casos sin solución de continuidad. Muchos de los protagonistas demuestran amor, compasión y otras características humanas casi al mismo tiempo que desatan horribles masacres e implacables venganzas. Todo ello dentro de un retrato verdaderamente desolador del mundo del tráfico de droga y todo lo que lo rodea, sus inabarcables conexiones… en un argumento que bebe de mucha de la historia de los últimos 30 años del siglo pasado (Vietnam, los estragos de la presencia yanqui en América del Sur…) y que describe de manera profusamente documentada un mundo que es, por desgracia, bien real...

Winslow usa un estilo inmediato de narración, casi siempre en presente, manteniendo el hilo de su larga e intrincada intriga de manera rotunda y palpitante, enganchando al lector sin remedio a lo largo de las ochocientas páginas del libro. Una novela fantástica, de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Gracias por la recomendación,  Neuronas...