"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

jueves, 14 de abril de 2011

LECTURAS RECIENTES: EL HÉROE


El héroe es una figura eterna, intemporal, que atraviesa modas y épocas: una figura flexible, maleable, abierta a versiones de todo tipo. El héroe lucha contra la maldad, la adversidad, los enemigos insuperables. El héroe inspira a los demás. No importa que llegue de otro planeta, o porte un martillo, o rescate a unos rehenes en el Nakatomi Plaza, o se enfrente a los nazis en pos de tesoros mágicos… el héroe siempre existirá. Y a uno de los grandes, si no el más grande de los prototipos de la figura heroica, el trágico Heracles, se acerca David Rubín en El Héroe, su monumental novela gráfica en dos entregas, publicada por Astiberri. El primer libro sale a la venta hoy mismo.

Rubín demuestra que eso se ha dado en llamar "novela gráfica" es un territorio tan amplio como puedan serlo los intereses del autor que se pone manos a la obra. El mito de Hércules, tan conocido y explotado (que es uno de los origenes del Gladiator de Philip Wylie, que a su vez es una de las grandes inspiraciones de Superman, el primer superhéroe y otro gran prototipo de héroe) ofrece al autor un espacio sin límites para mezclar sin ningún pudor la influencia de la leyenda griega clásica con elementos de ese otro gran creador de mitologías, Jack Kirby, e influencias de todo tipo, tanto antiguas (ciencia-ficción, superhéroes…) como modernas (el Hércules Disney, los medios de comunicación…). ¿El héroe es "un juguete de la fortuna", como decía Romeo Montesco (o de los dioses, en este caso, como sucede en la Iliada), o labra con sus hazañas su propio camino? Esa es la pregunta clave de El Héroe.

No me parece necesario detallar la gran cantidad de citas, detalles, homenajes que aparecen en las inspiradas páginas de Rubín. Es mejor que quien se acerque a este libro se deje sorprender, no sólo por el imponente acabado de las planchas (con mención especial para la maestría en el color del autor), sino por la fluidez con la que el autor va incluyendo esas numerosas citas, a la vez que va desgranando la infancia y juventud iniciática de este Heracles suyo, rubio, moderno, bonachón y cachas, marcado desde su nacimiento por el destino. Una historia tan conocida como la del accidentado nacimiento, atribulada juventud, atareada vida y trágica muerte del hijo de Zeus y una mortal, en manos de Rubín se muestra de manera moderna, sorprendente y llena de vitalidad, con una narrativa gráfica efectiva y estilizada que huye del blockbuster sin perder ni un ápice de fuerza.

Y lo mejor de todo… este solamente es el primer volumen, de dos. Mención especial merece el estupendo trabajo de diseño del libro, obra también de su autor.

Adelante, David.



PS El agente Bekolami, de la división griega del DERP, se hizo con un ejemplar de El Héroe en la tierra de las Amazonas. Regresó de allí con alguna que otra contusión y un ojo morado, y un trozo de lazo dorado y brillante atado al cuello… pero con una gran sonrisa en los labios, balbuceando "Diana, Diana…"

2 comentarios:

lokodatar dijo...

A mi ya sabes que no me ha gustado....

Mikel dijo...

Bueno, no le tiene por qué gustar lo mismo a todo el mundo, no?