"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 14 de enero de 2013

Películas recién vistas: EL HOBBIT, UN VIAJE INESPERADO


Volver a la Tierra Media con Peter Jackson y su gente es todo un placer. Ahora, el equipo que dio forma a la trilogía de El Señor de los Anillos se lanza a un nuevo triplete de películas basadas en la obra previa de Tolkien, El Hobbit.

El protagonista esta vez es Bilbo (un impagable Martin Freeman, todo un acierto), el famoso tío de Frodo, a quien Gandalf (Ian McKellen, naturalmente) recluta para la compañía de enanos de Thorin Escudo de Roble (Richard Armitage). La tropa parte hacia la Montaña Solitaria, antigua ciudad de los enanos que un dragón les arrebató en tiempos pretéritos. Un gran tesoro aguarda allí… pero los peligros abundan en el viaje.

En el guión, Jackson y sus dos colegas guionistas (su esposa Fran Walsh y Philippa Boyens) cuentan con la ayuda de un Guillermo del Toro que fue el director elegido para la nueva trilogía. Todos ellos mezclan los episodios de las breves doscientas páginas de El Hobbit con otros completamente nuevos, para dar forma a una primera película de tres que resulta entretenida, divertida, a ratos realmente tronchante.

La película funciona en todo momento, con la excepción de la plúmbea escena que transcurre en Rivendel. La conversación entre Gandalf, Galadriel, Elrond y Saruman es completamente prescindible. Algunas otras escenas también podrían recortarse un poco, pero el bajón de ritmo de la famosa charla es claro y fácil de evitar.

Pese a que en algunas escenas a Jackson y los suyos les pierde un poco el gigantismo y las ganas de rizar el rizo que también afectaban a su King Kong (por ejemplo, en la huida de la compañía de las siniestras cavernas donde Bilbo encuentra el Anillo), el film proporciona lo que promete: entretenimiento, fantasía, y la misma belleza formal y capacidad de fascinación que sus predecesoras. Y de nuevo, el rey de la función es el bueno de Gollum, esa maravilla digital.

En resumen: el año que viene, otra.

2 comentarios:

Rondi (Alberto Rguez Carmona) dijo...

Supongo que es lo que todos esperábamos. Yo aún no la he visto, tampoco me corre prisa. La verdad que he acabado cansado de tanto mundo Tolkien por culpa de mis amistades que están permanentemente con ESDLA y estoy aburrido de ello. Seguro que Jackson hace muy buen trabajo pero dilatar una obra tan corta de esta manera me parece excesivo y como siempre, una tomadura de pelo, pero claro, es mi opinión, otros estarán encantados. Pero bueno, la veré y si a vos os gusta, seguramente me agrade. Un saludo.

Mikel dijo...

Yo creo que lo importante es decir a las claras, babeos de fans y gritos de detractores aparte, si la película funciona como película, sin tener en cuenta su relación con el libro. La respuesta es sí. Dejando aparte una escena claramente prescindible, el resto funciona. ¿Tomadura pelo¿ Más bien, tomadura de euros...