"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 25 de febrero de 2013

Películas recién vistas: ZERO DARK THIRTY (LA NOCHE MÁS OSCURA)


La nueva película de Kathryn Bigelow reconstruye la década que transcurre entre los atentados del 11-S en Nueva York y la muerte de Osama Bin Laden, a través de la peripecia de Maya (Jessica Chastain), la agente de la CIA al frente de la laberíntica investigación que sigue el rastro al líder de Al Qaeda.

Bigelow huye de excesos propagandísticos y de patrioterismos facilones, sin hurtar al espectador los momentos oscuros del asunto: las torturas, los errores en la investigación, las rivalidades y las torpezas de los investigadores… La noche más oscura retrata una década de cárceles secretas, de paranoia, de terroristas suicidas, de integrismo, de rumores, de confusión, que termina (¿o no? Yo creo que no) con la operación del comando que asalta el último reducto de Bin Laden y acaba con él; momento en el cual Bigelow saca a relucir una vez más su bien conocido talento para las escenas de acción, en una parte final del film llena de tensión.

El guión de Mark Boal evita los momentos "peliculeros", y por ello el film no resulta convencional ni facilón, sino denso, oscuro y naturalista. No hay músicas heroicas, ni diálogos tipo "acabemos nuestro trabajo y volvamos a casa"… La película se aleja de los tópicos y trata de reflejar la historia de modo realista, y por ello puede no ser plato para todos los gustos.

Tampoco soy un experto para poder decir si lo que cuenta es completamente cierto o no, como afirma Bigelow en las entrevistas. Hay gente por ahí que afirma que las fuentes de cineasta y guionista son incompletas, que el film no refleja para nada lo ocurrido en Pakistan de manera realista... Desde luego, se acerca a la "versión oficial" que conocemos, que puede ser cierta, en todo o en parte, o no. Pese a que su metraje resulta un poco excesivo (hay escenas algo redundantes que podrían recortarse un poco), no se hace aburrida, y desde luego es mejor que En tierra hostil y está a años luz de la mucho más convencional Argo.

En resumen: una buena película, tensa, seca, compleja, de esas que se digieren poco a poco y merecen ser repasadas.