"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 3 de noviembre de 2014

Películas recién vistas: DOS DÍAS, UNA NOCHE


Sandra (estupenda Marion Cotillard) se enfrenta a una situación complicada: cuando trata de reincorporarse a su empleo en un taller, tras estar de baja por depresión, el encargado ha tenido la "genial" idea de poner a sus compañeros ante una elección que no parece muy complicada: una paga extra… o que Sandra conserve su empleo. Y la decisión ha sido rápida y clara: sí a la paga extra, Sandra se va a la calle. Entonces, Sandra decide tratar de convencer a sus compañeros de que voten por ella en vez de por la paga.

Los veteranos cineastas franceses Jean-Pierre y Luc Dardenne, habituales en los festivales con su cine social y comprometido, dan en la diana con esta historia, verdadero cine de propaganda del bueno, tan acertado como necesario, idealista sin resultar baboso, que muestra a las claras una de las estrategias que mejor le funcionan al estamento empresarial: enfrentar a los empleados entre sí.

La lucha de Sandra por conservar su empleo, apelando a la humanidad y a la buena voluntad de sus compañeros, ejemplifica la verdadera lucha de nuestros días: la de conservar la dignidad. La situación que plantea el film es universal y fácil de comprender en cualquier cultura. La situación límite a la que todos se enfrentan durante el fatídico fin de semana en el que transcurre el film sacará lo mejor y lo peor de ellos. Habrá quien actúe guiado por la necesidad propia: a ninguno de los humildes empleados del taller, muchos de ellos con familia, muchos inmigrantes) les viene mal esa paga extra; habrá quien anteponga la dignidad a las circunstancias. Esa es la verdadera elección.

Con un estilo naturalista, el film se beneficia de una soberbia interpretación de todo el reparto, en el cual evidentemente destaca Marion Cotillard, que renuncia a la afectación y al glamour para saltar sin red y fiarlo todo en la mirada limpia y en el gesto discreto. La actriz demuestra que es mucho más que una belleza y lleva el peso del film sobre sus hombros.

En resumen: yo voto por Sandra. ¿Qué harías tú?