"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

domingo, 8 de noviembre de 2009

Películas recién vistas: CELDA 211


La película de Daniel Monzón llega precedida de buenos augurios. Que si es un film carcelario tenso y bien llevado, que si contiene una magistral interpretación de Luis Tosar... pues resulta que, una vez vista, todo lo bueno que se ha dicho sobre ella (y también algo de lo malo) es cierto.

Juan (Alberto Ammann) acaba de ser contratado como psicólogo en una prisión española. Se presenta en su nuevo empleo un día antes de lo necesario, para causar buena impresión. Pero lo inesperado sucede: aprovechando un descuido, los reclusos, encabezados por el peligroso Malamadre (Luis Tosar) se amotinan... y Juan queda atrapado con ellos. Ahora, sólo tiene un objetivo: sobrevivir.

El film de Monzón se convierte enseguida en una pieza modélica del género, planteando su argumento con fluidez y con las adecuadas dosis de tensión. Huyendo de la práctica totalidad de los tópicazos del tema carcelario, Celda 211 aporta el valor añadido de ser un film completamente "español". De hecho, tres presos etarras que están "de paso" son en parte el detonante del motín, puesto que el astuto Malamadre se da cuenta de que los tres terroristas son una estupenda moneda de cambio. Estupenda es la escena en que Malamadre se encara con uno de los etarras y le "achanta", diciéndole que son unos cobardes porque "siempre matan de lejos". Eso sí, el film se abstiene de meterse en berenjenales políticos, lo cual es muy de agradecer, dado que no es ése su propósito (ni debería serlo, ya hay demasiada gente preocupándose de esas cosas...).

Buena parte de la estupenda impresión que deja Celda 211 se debe, obviamente, al impresionante trabajo de Luis Tosar. Hablando de huir de los tópicos... su Malamadre es calmado, tranquilo, como quien se sabe macho alfa de la manada, controlador de la situación. Sin exagerar en ningún momento, sin un sólo desliz, Tosar compone su personaje de manera excepcional, apoyado en un guión que le da las herramientas para ello. Personajes así hacen falta para actores de esta talla, y no papeluchos de narcotraficantes en el cine americano. El actor gallego domina la película de principio a fin.

Lamentablemente, otros personajes no tienen tanta suerte en el guión. Sobre todo, el de Juan, que, pienso yo, requeriría algo más de trabajo de caracterización previa para explicar su devenir en el transcurso del motín. También el "otro bando", los funcionarios de la prisión, adolece de algo más de personalidad y "chicha", con la excepción del "duro" a quien da vida Antonio Resines, siempre eficaz. La peor parte del film, sin duda, son los anodinos flashbacks protagonizados por Juan y su mujer, Elena (Marta Etura), tópicos (en el mal sentido) a más no poder, y que además rompen en muchos momentos el ritmo del film y hacen que pierda tensión.

En cualquier caso, una película de notable alto. Una pieza de género disfrutable, tensa, bien llevada, bien ambientada y realizada, con diálogos excelentes y que suenan muy naturales, cosa que no siempre sucede en el cine hecho en nuestro país... Ojalá hubiera muchas más así, caramba, y no sólo en el cine español...

Más información, aquí.

2 comentarios:

lokodatar dijo...

Ganas le tengo, a ver si esta tarde me puedo escapar....

Manomora dijo...

También me dieron ganas de verla, vamos a ver si llega por estos lados...

Saludos!!