"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

martes, 15 de mayo de 2012

Rodeado de Series presenta… JUSTIFIED: LA LEY DE RAYLAN


Un hombre y su Stetson.
Seguro que los fans de la tele de una cierta edad se acuerdan de Dennis Weaver (sí, el protagonista de El Diablo sobre Ruedas) en el papel del comisario McCloud, un entrañable sheriff rural yanqui con sombrero vaquero perenne que llegaba a la gran ciudad y usaba sus métodos de pueblo con los previsibles "choques culturales".

Pues bien, años después pero en la misma onda, McCloud tiene un heredero espiritual: el protagonista de Justified, una serie cuyo protagonista nace de la pluma de Elmore Leonard. Raylan Givens (a quien da vida ese tipo de andares extraños y cara de dibujo animado de Tex Avery que responde al nombre de Timohy Olyphant) es un Marshall de los EE.UU. con un sombrero Stetson siempre bien colocado la cabeza que, después de un "incidente" en Florida, es destinado de vuelta a su terruño: los alrededores del condado de Harlan, en Kentucky. Si has oído alguna vez la expresión "white trash", es para referirse a la gente que vive en sitios como éste, bastante frecuentes en ciertas zonas de los EE.UU. Casuchas, miseria, violencia, maltrato a mujeres y niños, tipos desharrapados con camionetas viejas y armas nuevecitas listas para disparar a la menor oportunidad.

Boyd en acción.
El bueno de Raylan se encuentra más o menos con el mismo panorama que ya conocía de sus años mozos, al volver al hogar. Su inefable padre, Arlo (Raymond J. Barry) sigue siendo tan díscolo e imprevisible como siempre. Su antiguo jefe, Art (Nick Searcy), recibe a Raylan a regañadientes, sabiendo lo, ejem, "independiente" que es… También en el terruño aguardan al Marshall dos antiguos amores: Ava (Joelle Carter), su exnovia, y Winona (Natalie Zea), su exmujer.

Pero, sobre todo y ante todo, allí sigue Boyd Crowder (un impagable Walton Goggings, le recordarás como Shane en The Shield): amigo de juventud y némesis adulta de Raylan, Boyd es el hijo de Bo Crowder (MC Gainey), el baranda de todos los negocios chungos de la zona… y hay muchos, créeme. Y Boyd (y su hermano mayor Bowman) son dignos herederos de su padre.

En la primera temporada de las tres que hasta ahora se han estrenado de la serie, el Marshall de los EE.UU. se las tiene tiesas con los Crowder y otros individuos de mal vivir. En la segunda, otra familia de la zona, los Bennett, también metidos en numerosos fregados ilegales, son el centro de la trama. Comanda el clan Bennett la formidable Mags (Margo Martindale, vista en multitud de películas), y sus hijos Coover (Brad William Henke), Doyle (Joseph Lee Taylor) y sobre todo Dickie (Jeremy Davies, a quien recordarás de Perdidos, siempre bienvenido) son, como suele decirse, de lo mejor de cada casa.

La primera temporada sienta las bases de la serie. Unas cuantas historias autoconclusivas que se van enlazando, en las que Raylan retoma el contacto (en distintos sentidos) con su antigua vida. Si la primera temporada es buena, la segunda, con la historia de la "relación" de Raylan con los Bennett como hilo conductor, mejora mucho y tiene un final realmente apoteósico.

Cuando Boyd y Harlan se encuentran... saltan chispas.
Y en la tercera temporada, la llegada a la zona de un verdadero tiburón mafioso, Robert Quarles (el conocido Neal McDonough, visto en multitud de películas y series), hará que Raylan tenga que preocuparse de nuevos personajes, como el grimoso abogado Wynn Duffy (Jere Burns), o el peligroso Ellstin Limehouse (Mykelti Williamson) que gobierna una cuasirrepública independiente negra en el lugar… Otros trece capítulos llenos de diversión e intrigas, que tienen un desenlace con varias sorpresas.

En resumen: una serie de entretenimiento bien hecha, con un reparto estupendo, una historia que no se avergüenza de su vocación de "menor", con unos cuidadísimos diálogos (atención a los encontronazos verbales entre Raylan y Boyd, que nunca tienen desperdicio) y unos personajes a los que enseguida se les coge cariño. Esperemos que la cuarta temporada mantenga el buen nivel, porque hay al menos dos subtramas que quedan listas para ser desarrolladas más adelante... Más información y cantidades ingentes de imágenes, aquí.

2 comentarios:

Nel Ríos González dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la sinópsis que he leído sobre la serie.Descríbe muy bien a los "white trash" de esa zona en USA.Tanto la trama como los diálogos,panoramas de la zona de black Mountain,interpretaciones,y el rápido cariño que se le coge a los personajes principales,hace de esta serie,una de las mejores que puedes ver hoy en día.Realmente SOBERVIA.

Mikel dijo...

Gracias por el comentario, Nel!