"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

domingo, 8 de diciembre de 2013

Películas recién vistas: BLUE JASMINE


Woody Allen firma su mejor película en mucho tiempo con Blue Jasmine, un film que cuenta con una historia que mantiene algunas de las constantes de la filmografía de su director pero que a la vez representa un agradable soplo de aire fresco en varias facetas, como ya sucedió con Match Point. Y es que Allen, en su regreso a EE.UU. tras su experiencia europea, siempre acusado (no sin cierta razón) de hacer historias "de ricos", contrapone la clase alta de Jasmine (estupenda Cate Blanchett) con la extracción social más humilde de su hermana Ginger (Sally Hawkins, también estupenda), y se pone claramente del lado de los "pobres".

Ambas hermanas son adoptadas, como Jasmine no se cansa de repetir, y no podrían ser más diferentes. Pero cuando una alterada Jasmine tiene que dejar su querido Nueva York y trasladarse a San Francisco a vivir en casa de Ginger, a la sazón prometida con Chili (un siempre bienvenido Bobby Cannavale), las diferencias y las rencillas aflorarán…

Esta vez, el célebre personaje neurótico siempre presente de un modo u otro en el cine de Allen es Jasmine. Fatua, ilusa, egoísta e irresponsable, Jasmine padece el peor tipo de ceguera: la de quien no quiere ver lo que tiene delante de las narices. Desesperada, se refugia en la mentira y la simulación, lo cual no hace sino arruinar más su vida, evidentemente. La brillante caracterización de Cate Blanchett, que huye de la tentación del histrionismo, redondea la solidez del personaje. El resto del reparto (incluida la sorprendente presencia del controvertido actor y comediante Andrew Dice Clay, alejado del cine desde hace muchos años) también brilla a gran altura, en un film excelentemente fotografiado por Javier Aguirresarobe.

Y es agradable comprobar que Allen, después de tantas décadas de hacer películas, es capaz de escribir un guion brillante, con su habitual ingenio, y que además refleja acertadamente muchos de los males de las modernas sociedades occidentales, encarnados en el evidente trasunto de Sheldon Madoff que encarna Alec Baldwin. Allen encaja adecuadamente toda esa parte de la trama con la historia de ambas hermanas y sus respectivas relaciones, un relato en el cual los engaños y las mentiras del pasado tienen sus consecuencias, y pesan como una losa imposible de arrastrar… a menos que decidas conscientemente soltarla y olvidarla.

En resumen: muy buena.