"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

viernes, 23 de octubre de 2015

El montón de tebeos presenta... la IMAGE del siglo XXI


Algunas reflexiones sobre esos tebeos tan chulos que todos estamos devorando encantados...

1. Image es la nueva Vertigo. 
Sin duda. Gracias, desde luego, a Dan DiDio. La apuesta por el cada vez más plomizo universo DC tradicional (y su vergonzoso escatimar los royalties a los autores) ha convertido a Vertigo en una sombra de lo que fue. Cierto es que algunas series clásicas del sello han envejecido mejor que otras, pero desde luego el actual panorama de la sección "adulta" de DC es muy poco atractivo. Gracias, también, a la tarea de imán ejercida por Robert Kirkman. Y a la astucia comercial, copiada de Vertigo, de vender siempre los primeros tomos recopilatorios de las series a precio muy reducido para atraer aún más a posibles compradores. 9,99 dólares por 128 o 144 páginas, cuando Marvel o DC casi duplican ese precio en sus tomos.


2. Los autores se vuelcan con sus obras. 
Naturalmente: primero, disfrutan de libertad para hacer y deshacer; segundo, obtienen beneficios mucho mayores con las ventas de los que les ofrecerían Marvel y DC. Que se lo pregunten a Mark Millar. Además, la mayoría de los grandes triunfadores de los últimos años en Image vienen de largos años de experiencia con las dos grandes (guionistas como Vaughan, Hickman, Remender, Fraction, Rucka, Arcudi, Ellis o Brubaker, por ejemplo), y no parece que tengan excesivas intenciones de volver a ellas. Con escasas excepciones (Jason Aaron o Grant Morrison, entre otros), los creadores dejan paulatinamente los trabajos con personajes ajenos para concentrarse en los propios. Algunos, como Remender o Hickman, han hecho el camino en los dos sentidos: empezar en Image, trabajar en Marvel, volver a Image.  


3. Los cómics que aparecen son, en general, aptos para seres humanos... 
De nuevo, sin duda. Si en los noventa, los hoy vetustos McFarlane, Lee y compañía crearon una nada original pléyade de superhéroes cuando se independizaron de Marvel, esta "nueva generación" de creadores se vuelca en el género, un terreno lleno de posibilidades que puede interesar a un amplio rango de lectores: serie negra, fantasía y ciencia ficción predominan. Y si en los noventa los dibujantes eran superestrellas que dibujaban como todos sabemos, hoy en día encontramos a una verdadera legión de bestias pardas ilustrando los nuevos tebeos Image: los Roy, Scalera, Tocchini, Craig, Staples, Dragotta, Ward… todos poniendo lo mejor de sí mismos, y muchos de ellos además artistas completos.

4. Los diseños de publicación les dan veinte vueltas a los de Marvel y DC. 
Ya te digo. No hay más que ver los logos y las portadas de las distintas series. Si las cosas entran por los ojos, la práctica totalidad de las portadas de Image resultarán más atractivas que las de Marvel (con sus horrendas portadas para los tebeos de Star Wars) o DC (en fin, sin comentarios) incluso a ojos de Tiresias, profeta ciego de Tebas. Para muestra...



 



 



5. Todos los tebeos de Image son increíblemente buenos.
A ver, maticemos un poco. Desde luego, en general, son mucho más atractivos que los de Marvel y DC, por no hablar de otras editoriales. Mirando más en detalle, encontramos de todo. Tampoco los he leído todos, pero en general la nota empieza en el notable alto (Paria, Este del oeste, Clase letal, Ody-C…), sube al sobresaliente (Ciencia oscura, Low, Pretty Deadly, Glory, Satellite Sam…) y termina en el 11 sobre 10 (Saga). No está nada mal. 

6. El futuro es Image.

Veremos. Desde luego, ahora mismo, son el presente. Pero, como me comentaba el otro día alguien que sabe mucho más de esto que yo, habrá que ver cómo evolucionan las series en curso, y cómo se va articulando una política editorial hasta ahora excelente pero que corre el riesgo de morir de éxito si las series que deben sustituir a las que van terminando no mantienen el nivel. Quizá dentro de veinte años sus tebeos hayan pasado de moda, como los de la "otra" Image… pero, si es así, por un lado, ya los habremos disfrutado; y por otro, quizá es que haya tebeos mejores aún entonces.