"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 28 de enero de 2013

Películas recién vistas: THE MASTER


Repasando la filmografía de Paul Thomas Anderson, vemos que lo convencional está completamente ausente de sus películas. Así sucede en The Master, su más reciente film: largo, extraño, intenso, fascinante y hermético a partes iguales.

The Master
narra la extraña amistad que nace entre dos hombres de lo más peculiar: Freddie Quell (Joaquin Phoenix) y Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman). Freddie es un tipo taciturno y violento, y Dodd es el inquietante líder de La Causa, una secta inspirada en la celebérrima Iglesia de la Cienciología. Pero el film se centra en la relación entre ambos hombres, pese a presentar con claridad el enfermizo entramado de superchería y manipulación en que consiste La Causa de Dodd. Lo que importa es que ambos se encuentran, lo que ambos buscan, y la relación que se establece entre ellos.

The Master atesora varios cara a cara de alta tensión entre ambos protagonistas. Tanto Phoenix como Hoffman bordan sus respectivos papeles. El segundo es un actor habitual en la filmografía de Anderson y, como siempre, triunfa. El primero, pese a algún que otro exceso, impresiona con un retrato intenso de un personaje difícil y arriesgado. Tampoco desentona el resto del reparto, en particular Amy Adams como la siniestra esposa de Dodd, o Laura Dern como la entusiasta organizadora del primer congreso mundial de La Causa.

Eso sí, que nadie espere una historia centrada en las sectas, o un simple drama de época, fácil, claro y masticado. No estamos ante un film para mayorías. The Master es intencionadamente oscura, hermética a ratos, retorcida, arrítmica, extraña: es tan fascinante como turbadora, sensaciones a las que contribuyen su apabullante acabado visual y la sensacional banda sonora.

En resumen: un film de dos horas y media que no da todas las respuestas, sino que anima al espectador a volver a zambullirse en su historia y en su mundo completamente único y personal lleno de ideas que explorar y detalles que apreciar. Solo por eso, ya podemos decir que se encuentra muy, muy por encima de la media. Para ver no una, sino varias veces, como mínimo.