"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

jueves, 26 de septiembre de 2013

RODEADO DE SERIES presenta... THE FALL


Una vez más, excelente es la palabra para describir una serie británica, en este caso de BBC2. The Fall, creada por Allan Cubitt, nos traslda a la Belfast de hoy, marco ideal a una tensa historia alejada de los tópicos en todo momento.

Ambos protagonistas son dos personajes excepcionales. La detective superintendente Gibson, superprofesional, solitaria, seria, mujer en un mundo de hombres, incluso tiesa y desabrida con sus subordinados (encarnada con garra por Gillian Anderson), se enfrenta a un adversario inusual: un tipo aparentemente corriente llamado Paul Spector (un inquietante Jamie Dornan). Padre de familia, terapeuta de duelo... y frío y calculador asesino en serie, todo en uno.

No hay dudas desde el primer momento. Paul es el asesino. La intriga no es quién es el asesino, sino si las autoridades serán capaces de atraparle o no, y cómo. El montaje alternado y el perfecto ritmo de los episodios engancha endiabladamente desde el primer momento, ayudados por un reparto entonado. La excelente interpretación de ambos protagonistas está rodeada de un casting de excelentes intérpretes.

Jamie Dornan.
El final, sin revelar nada, sorprendente, excelentemente bien ejecutado, es exactamente lo contrario a la habitual previsibilidad de los seriales norteamericanos donde detectives caras de palo siempre acaban cazando al delincuente y el espectador puede apagar la tele tranquilo, por decirlo de manera sencilla. Episodio tras episodio aburrido y rutinario, lleno de despliegues tecnológicos, gente guapa estilo California, interrogatorios intensos, misoginia mal disimulada en muchos casos… todo ello ausente de The Fall, donde la tensión, la humanidad de los personajes y la compleja interrelación entre ellos está perfectamente dibujada. Muérete, Horatio, viva Stella.

Al parecer el desenlace ha despertado cierta controversia en Twitter, se dice por ahí. Los creadores de la serie defienden a capa y espada el modo en que cierran el enfrentamiento entre Stella y Paul, cuya excelente concepción redondea un capítulo de la historia, y permite a sus creadores plantearse una posible continuación (que parece, dado su éxito de audiencia, más que asegurada).

En resumen: excelente.
Gillian Anderson.