"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

lunes, 30 de mayo de 2016

Películas recién vistas: CORAZÓN GIGANTE (FÚSI)


Sorprendente película islandesa, que ya llamó la atención en la pasada Seminci de Valladolid, donde su protagonista, Gunnar Jónsson, ganó el premio al Mejor actor. Y es que es imposible resistirse al bonachón encanto del grandullón intérprete, que borda el papel de Fúsi (improbable nombre para semejante gigantón), un tipo tan inadaptado como incomprendido. Un inesperado regalo hará que su vida dé un vuelco…

Una vez más, esta es una de esas películas que el cine americano más babosillo convertiría en una fabulita de esas de "encuentra tu lugar en la vida". Pero, ¿qué sucede si no hay lugar para ti? ¿Qué ocurre si cada acto, o incluso la inacción, el pasar desapercibido, incluso una vida tan simple como la de Fúsi, provoca reacciones que ni esperas, ni puedes controlar? Entonces solo puedes hacer lo que consideres correcto, o necesario, en cada momento, y poner todo tu corazón en ello. Y esa es la manera en la que Fúsi afronta su vida. Fúsi se mueve y va hacia adelante, un poco a trancas y barrancas, pero sin dejar de ser él mismo.

La película de Dagur Kári huye de lo convencional. Muchas de las cosas que se va encontrando el grandote de Fúsi a lo largo del film nos las encontramos nosotros como él, sin aviso, sin aclaraciones, sin satisfactorios actos de personaje que "explican" todo. Así sucede con la evolución de la relación que establece con su nueva amiga Sjöfn (pronúnciese "Sion"), y también con la que mantiene con su madre y con el novio de esta, y con la niña que vive en el piso de abajo... nada termina como se supone que debería terminar.

Corazón gigante
no es una tópica reivindicación del inadaptado, sino una historia profundamente humanista, que reflexiona sobre la soledad, y que reivindica la generosidad y la bondad en un mundo imperfecto como nosotros, un mundo que se vuelve cada vez más cínico y listillo, y en el que tantos desprecian esas cualidades a golpe de teorías económicas e individualismo estéril. Una de esas películas que hacen pensar y de vez en cuando nos reconcilian un poco con el ser humano.

En resumen: colosal.