"You're going to need a bigger boat."

"You're going to need a bigger boat."

viernes, 28 de octubre de 2011

RODEADO DE SERIES presenta… TWIN PEAKS (3)

Primera parte Segunda parte
 

3. Mantener el tirón
El éxito de Twin Peaks en todo el mundo fue resonante. Incluso a día de hoy se sigue celebrando un festival anual, donde fanáticos del mundo de la serie intercambian experiencias, se disfrazan, recorren las localizaciones originales del rodaje… todo ello, al mejor estilo de cualquier chalado inofensivo por el estilo. Quizá algún día, de noche, en pleno festival, se les ocurra internarse en los bosques, en busca de cierto lugar donde se entreven unas cortinas rojas entre los troncos de los árboles... no, no creo que se atrevan.

Tras la primera temporada, la serie continuó, de una manera por momentos algo errática, pero manteniendo un buen nivel (pese a algunos episodios en los que la larga mano de Lynch y Frost no alcanzó a evitar algún que otro desaguisado en los guiones…). Algunos nuevos personajes se sumaban a la trama (incluido el jefe de Cooper, el supervisor Gordon Cole, sordo como una tapia, a quien daba vida el propio Lynch), con mayor o menor fortuna. Sin embargo, el alargar el misterio de la identidad del asesino de Laura Palmer jugó en contra de la serie: la productora presionó a Lynch y Frost para que revelasen de una vez el enigma.

Una vez descubierta la verdadera identidad del asesino de Laura Palmer, que resultaba ser un poseído Leland Palmer, su propio padre, y superada ya la veintena de capítulos, la serie no finalizaba, sino que enlazaba directamente con un nuevo misterio: el maquiavélico y desquiciado exagente del FBI Windom Earle, aparecía en el pueblo para vengarse de Cooper, con quien empezaba a jugar una partida de ajedrez en la que cada movimiento podía costar una vida.

Twin Peaks, de hecho, no tiene final. La cancelación de la serie dejó abierta una trama fundamental, en un último capítulo dirigido por el propio Lynch: una vez detenido Windom Earle, tras un nuevo y alucinante paseo por ese "otro lugar" tan cercano al pueblo, el "lado oscuro" de Twin Peaks, encarnado en la figura del terrible asesino Bob, lograba dominar al agente Cooper, como había dominado en su momento al desdichado Leland Palmer. Una pena, porque la película que Lynch rodó posteriormente, Fire Walk with Me, era el recuento de los días previos a la muerte de Laura. Ese Cooper maléfico podría haber dado mucho juego...

Obviamente, tanto la serie como la posterior película tienen numerosos puntos en contacto, incluso momentos visuales concretos, que remiten a otras obras de Lynch: las cortinas rojas, sin ir más lejos, aparecen en Terciopelo Azul, en Mulholland Drive… surrealismo, rarezas, desdoblamiento de personalidad, violencia, sexo... todos ellos temas habituales en la obra de Lynch.

Continuará...


2 comentarios:

Danis Wood dijo...

Para mi la mejor serie de todos los tiempos! Y eso que soy de los que no les gustan las películas de Lynch, pero con está serie me hizo alcanzar el séptimo cielo jaja

Mikel dijo...

Gracias por el comentario! Una de las mejores series de todos los tiempos, sin duda que lo es...